SOR JUANA

Eran mis años mozos, de la llegada de efímera juventud a mi existencia….quince años y toda una vida para el amor y tantas cosas…

Y en esos temas iniciaba el coqueteo con una vecina de no malos bigotes y un padre ricachón que pronto le compró un auto con una condición….no lo usara en carretera hasta no conocer la suela y sus velocidades….

El diablo no descansa y la prueba pronto la daría….

Surgió una peregrinación en Puerto Nuevo y mi vecina, devota vecina pidió permiso para ir…..la dejaron ir con una condición…que el vecino, o sea yo, manejará…..

De origen pobre y sin bicicleta, menos automóvil, acepte el reto sin medir las consecuencias….una o dos veces había manejado un auto y eso casi casi estacionado….

Salimos de la catedral azul pintada y una monja, Sor Juana, quiso irse con nosotros….una java de refrescos en la cajuela, varios paquetes de comida y ella cómodamente se apoltronó en el asiento trasero….

Aquí voy segura, pensó seguramente…en el primer vado su opinión cambio completamente…el chaval o sea yo no sabía a cuanto hay que ir en carretera….el pelo y el miedo volaba por doquiera…

Un camión de volteo a mil metros adelante por la asfáltica camina en lento andar y lo rebaso sin mirar atrás….la monja sigue su letanía, siete aves Marías y un padrenuestro….

Antes de llegar a Puerto Nuevo, el fango, los mangles y una curvatura cierran el largo andar…..creo, la agarré a ciento setenta, el chirrido, los gritos de la monja y de mi casinovia no me dejaron ver el velocímetro…

Llegamos por obra de Dios, buenos y salvos…..dicen que Sor Juana se regreso a pie al caer la tarde….yo me vine en el camión de transporte urbano…. la niña se molestó bastante…nunca entendí porque….

Será porque en la travesía, no hubo charla, besos ni platicamos?

Like en cualquier publicación de voces cruzadas BCSse agradece…