PEDRO MARTÍN Y SU SEÑORA

( Podrían mis tres lectoras saltarse esta lectura ?….Gracias)

Mi amigo Pedro Martín quiere que pronto yo vuelva a su rancho alegre….María, su señora dice, exige yo ahí nunca me pare, yo ahí nunca vuelva….yo ahí nunca regrese….

Encrucijadas de la vida, de esta vida mía…y todo por hacer cosas inexpertas….

Resulta mis tres lectores ( hoy mis lectoras en abstencia de leerme están) que antes de navidad subí a la sierra….a esos lugares donde la neblina es gris paisaje y el frío calante compañero….

Le lleve una humilde despensa a mis dos amigos que esposos juntos sesenta años llevan y que por edades Pedro Martín anda en los noventa y su esposa acaba de cumplir los buenos ochenta….

Un pavo desnudo, un costillar de puerco, dos litros de aceite, siete mandarinas, tres kilos de arroz, dos litros de añejo tequila, un pomo de café oscuro, todo todito en una canasta….

En mis colgantes bolsillos, un viagra potente….dicen tres días duran sus férreos efectos….

María guarda la canasta tejida en su ranchera cocina y yo y mi anfitrión el tequila abrimos……las cuatro cuarenta mi reloj me marca…

La charla se anima, el tequila baja y al paso de un rato la costilla cocida y asada en un lecho de brazas llega a nuestras bocas…..Pedro Martín se descuida y en su vaso la pastilla azul dejo caer con harto cariño y poco de nostalgia….

Camelo se la tome entera….mi mirada brilla cuando el viagra entero pasa por dentro de su cuello….una hora después me despido, amable mi silencio….

Quise en año nuevo pasar a saludarles…ha pasado un semana y el mensaje llega…

Pedro Martín pide vaya pronto, pronto yo vuelva….la María, doña María, mi amiga María, pide encabronada yo su amigo nunca nunca a su rancho vuelva.

Malagradecida…..agradecida vivir debiera.

Like en voces cruzadas bcs se agradece y más si se comparte