LOS SOBACOS DE MELESIO

Ayer Melesio me invitó a desayunar a su casa….no debí ir, aún me ando solo, riendo….

Siéntese profe, aún no me arreglo…No te preocupes Melesio, platicando con tu hijo, mientras tomamos café te espero, me entretengo….el chamaco, un mozalbete de catorce años se sentó en una silla teniendo la mesa enfrente….

Su madre, una señora hacendosa, delantal bordado en hilos de plata y oro, nos sirvió un café y par de galletas….

Melesio de cuarto en cuarto, el pelo aún mojado, botas y pantalón puesto, camiseta de tirantes y el cinto suelto….entró al cuarto del chamaco y salió enfurruñado, bastante molesto, bastantito encabronado….

Verdad que sigues de graffitero ???…con ojos encendidos se comía al muchacho…

Noooo…le contestó el plebe, con un poco de maldad y mirada tenue…

Nooooo, que no, porque lo dices apa” ????..

Melesio levantó los brazos….y azules, rojos y blanco intenso lucía el par de sobacos….

Confundí las pinturas de spray cabrón, con el desodorante Old Spice que te compré el año anterior…. tu regalo del año pasado.

Like en voces cruzadas bcs se agradece y más si se comparte