LAS EMPANADAS DE DOÑA PINA

Lo opuesto al amor es el miedo, ella puede caminar entre las sombras porque durante su larga vida no ha conocido ni conocerá al miedo….

Dios está con ella porque Dios está siempre con las almas buenas, con aquellas que gracias a sus sonrisas han hecho caminar el cielo… y al universo….

Hace días esta enferma porque también los cuerpos buenos al caminar se cansan…. Ocho décadas cerca del fuego del palofierro en los montes de nuestra tierra ha hecho mella en sus pulmones….

No así…

No así en su corazón ni mente…..su corazón lo sabe que el amor a sus hermanos siempre fue neutro, no hubo distinción para entregar las rosas de sus jardines y de sus huertos….ella en su mente sabe que los milagros son pensamientos y que estos llegan cuando los astros se alinean en el horizonte…..

Ella quiere volver pronto a su pueblo, a sus callejuelas y nido de abejorros…. A su cocina oliendo a trastes limpios y a la masa con que ella prepara sus empanadas, manjar que le reconocen ahí y en otros pueblos….

Ella quiere volver al monte, pues cree las palomas, la gente y las flores la han olvidado….y nadie pregunta por ella o sus sabores….

Ella no lo sabe, pero desde hace días allá en su pueblo hay peregrinación en las afueras de sus palmas y de sus brazas apagadas….

La gente usa de pretexto las empanadas para preguntar por ella, también les duele ver su cocina amplia, solitaria por la ausencia de sus faldas y sus enaguas…

Extrañan el canto de manos sobre la masa y la taza de café humeando sobre la hornilla blanca…..

Oremos, recemos porque pronto vuelva a brillar el sol en los lomos de los cerros y en los cantos de los gallos se anuncie la buena nueva: ya hay empanadas con sabor a cielo donde Pina vive…donde las habido siempre con aroma a amor cariño…. Ya hay empanadas donde las ha habido siempre.

Like en voces cruzadas BCS plis