JESÚS MARÍA ( tercera parte..final )

El gallo y sus cantos hizo que levantara mis cansados huesos…..aún en el cielo hay sombras y ruidos en el corral se asientan….

La ordeña ha empezado anuncian los campaneantes cencerros…..mi amigo en cuclillas de las tetas del ganado se alimenta y una cubeta de lámina brilla entre sus piernas…

Me ofrece un cigarrillo que no acepto….deja a la cabra y esta tira al monte….me hace una seña y sigo con sigilo sus huellas silenciosas…

En la cocina la hornilla recién encendida despide un aroma a palofierro y a otras cosas….un sartén con machaca y una cafetera de peltre se acompañan…

Me siento en la silla de palma entretejida y en la mesa el mantel de plástico floreado hace como que no mira….un plato aterriza frente a mi, sonrió a los ojos de su dueña….tres huevos de gallina puros estrellados, machaca humeante bien surtida, seis tiras de queso amorfo fresco, dos cucharadas de frijol recién enmantecado, una decena de tortillas de harina calentitas y una taza de café con leche….desayuno mejor no se puede….

Amanece, a contraluz una palmera me sorprende…me lleva a conocer su rancho, un paraíso en plena sierra….la casa en el centro y pegadita la cocina….

A cien metros el ojo de agua rodeado de piedras milenarias….una motobomba ronronea mientras trabaja y al fondo unas parcelas….huele a habas, ejotes y a esperanza…

Un hato de cabras pasa rumbo al monte, el perro chivero ni se inmuta, camina de un lado a otro haciendo su trabajo…y unas aves grises pasan girando sus alas…huele a libertad, riqueza del alma y felicidad completa….

Jesús María….un lugarcito escondido, un pedacito de sierra….un amigo, un raite, una família ranchera con sus problemas sin quejas….una reflexión para mi, que a veces tanto me quejo…estos lugares, como su gente, sus paisajes y sus risas, son una oportunidad de la vida para salir…para seguir adelante.

Like en cualquier publicación de voces cruzadas BCS se agradece.