EL VADO

Quién tuviera veinte años, un Maverick y un amigo como Almazán….O Plácido…..Eran los años ochenta y el deseo de superación bañaba nuestros corazones….de lunes a viernes en la Capital del Estado y el fin de semana en nuestro pueblo….

El retorno el domingo por la noche, después de comer con la familia, ir a misa y salir a pasear con la novia….

En la cartera la foto de la novia, en la cajuela la ropa planchada, una caja de cartón con naranjas, tortillas de harina y empanadas….

Almazán en el volante, Plácido de copiloto, Lalo y yo en los asientos traseros…el Maverick de dos puertas silencioso avanza en carretera como avanza la noche estrellada…

De lo romántico pasamos a lo dramático…había llovido en la sierra y en el primer vado el agua un lago había formado….

Callado como el mar muerto…..El chasquido del impacto se oyó hasta Alabama….y el agua lodosa bañó completamente el carro, que empezó tranquilamente a hundirse….

Almazán y Plácido cual tiburones nadando hasta la orilla y el Lalo y yo atrapados entre doblar el asiento delantero y salir del agujero….

El miedo es cabrón ni duda cabe….Pinche vado de cuarenta centímetros de altura donde una niña de cuatro años con alegría y despreocupación bañaria sus infancias y sus juguetes….de un círculo de cuatro metros donde un niño de dos años reiría sin reclamos….

El escenario, la noche estrellada, un auto enlodado….dos cabrones completamente mojados y en el asiento trasero dos cabrones completamente secos, riendo de la amistad y solidaridad de sus cuates.

El miedo es cabrón ni duda cabe.

Like en voces cruzadas bcs se agradece y más si se comparte.