EL SEÑOR DE LAS ACEITUNAS

Hay historias que debieran ser ciertas….

En mis juventudes lejanas cruzé algunas palabras con sus andanzas….me habló de su vida un poco, el mayor tiempo de su trabajo….vendedor de aceitunas y poseedor mayormente de silencios…

Por eso lo quise tanto, porque sus charlas breves, quizá por ser breves eran breves encantos….

Se iba por unas semanas a los viñedos lejanos y se metía entre el bosque de olivos a recoger sus productos….aceitunas y uvas que luego vendía en el pueblo, mi pueblo…..

Entre las montañas pobladas de piedras y cactus verdes, adornadas por todos los pájaros del cielo, recogía en el oasis su fruta como la tierra a la lluvia….

Sobre las calles polvosas su carro blanco llegaba, en bamboleo romántico por los baches y aguas puercas….música alegre en su historia, él tras el volante y los barriles llenos de vid y olivo en la parte trasera….

Un día lo hallaron muerto…. me escondí tras mis ojos llorosos y no pude verle a los ojos….me hubiera gustado hablarle y despedirme a lo grande….

Hay historias que debieran ser ciertas y esta es una de ellas….

Like en voces cruzadas bcs se agradece y más si se comparte