El Día de la Marmota y el coronavirus

JOSE ANTONIO MARQUEZ CASTRO·

El Día de la Marmota es una película realizada en 1993, cuyo título original es Groundhog Day. La trama refiere al meteorólogo frustrado, Phil Connors (Bill Murray), que acude cada 2 de febrero a un pequeño pueblo llamado Punxsutawney para retransmitir el comportamiento de una marmota que determina cuánto tiempo queda hasta que termine el invierno. Esta tradición local se conoce como el Día de la marmota. Lo que no imagina este personaje, es que deberá pasar la noche en el pueblo debido a una tormenta de nieve. A la mañana siguiente, misteriosamente, volverá a vivir el mismo día. Se queda pues, atrapado en el ciclo del tiempo, repitiendo el mismo día una y otra vez, lo que ocasiona que comience a reflexionar y reencausar su vida.

En este sentido, estos días de cuarentena, una semana se me ha hecho eterna. Valga mi comparación personal con parte de la trama de la película en cuestión, y según las disposiciones oficiales y no oficiales (voluntarias) de permanecer encerrados en nuestros hogares para protegernos de la pandemia actual y evitar los contagios masivos, debo decir que estoy acostumbrado a realizar algunas actividades fuera de casa durante el día. Trámites ante oficinas de gobierno, acudir a la banca, pagos de servicios y otros menesteres, mismos que he dejado de hacer para cumplir con el distanciamiento social y proteger mi salud, la de mi familia y en general la de nuestra comunidad.

Pues bien. Como decía. Estos días me han sido como la película antes citada, pues me parece ver cómo se repiten los días uno a uno. Levantarme, bañarme preparar mi café, desayunar con otro café, más tarde otro café, esperar la comida, descansar de no hacer nada, luego otro café con un intervalo para esperar la cena y luego a dormir. Y la mañana siguiente empezar de nuevo el día de la misma manera, con el tiempo libre a la computadora a escribir, leer o recorrer las redes sociales desde el teléfono.

Y no se diga la casa. La recorro diariamente de norte a sur y este a oeste. De la recámara al comedor, a la sala, a la cocina o a la oficina que está en el mismo espacio. Creo que el corredor y el pasillo de la casa ya se hice una zanja. Lo bueno que acá en el Valle los terrenos son grandes y ésta, su casa, está en esquina, así que me asomo por la ventana de una calle y al rato por la de la otra, o me subo a la terraza, igual miro a los mismos vecinos de enfrente, pero desde un poco más arriba.

Soy poco asiduo a la televisión. Hace muchos años lo fui. Ahora sólo permanezco unos minutos frente a ella. Veo tal vez una serie que no dure más de treinta minutos. Cuando hay futbol americano duro un poco más.

El asunto es que vamos a durar muchos días más y habrá que acostumbrarnos. Por ello espero que estos días sirvan para reflexionar y encausar nuestras emociones, contribuir con la sociedad a la que pertenecemos aportando la parte que nos corresponde y actuando con responsabilidad, permaneciendo en nuestros hogares, evitando con ello que este problema sea mayor, es decir, no esperar a que haya un enfermo o un muerto cerca de nuestra casa para comenzar a tomar precauciones.

Basta ver el número de contagiados y enfermos a nivel mundial para conocer la magnitud del problema, independientemente del origen o de quién lo causó. Eso se verá después, por lo pronto a tomar nuestras precauciones.

Pero para usted que, como yo, estará en casita mucho tiempo, le recomiendo esta película. Es una comedia que, en un principio, no tuvo gran éxito, pero que después se convirtió en referente para varios grupos. Incluso ganó además varios premios. Seguramente la va a encontrar en el streaming y además se van a divertir.

La citada película nos ofrece una variedad de opciones, nada más no vaya a intentar suicidarse como el personaje del filme, porque en la vida real esto no funciona. Lo que sí, puede explorar otras acciones que le permitan sobrellevar la cuarentena que amenaza con ser muy larga.

Recuerde que ahora los festejos son virtuales. Usted podrá asistir a ellos a través de la red. Dirá entonces que no es igual, pero siempre hay algo nuevo que explorar. De igual manera, en la tele o en la PC, encontrará infinidad de eventos familiares muy interesantes, desde música, espectáculos, series, películas y muchos otros eventos.Hasta luego.

Cuídense mucho.