EL CACHO

Tuvo la dicha del idioma blanco de la música, ese idioma que no conoce fronteras ni lo detienen las cañadas o los muros…..nadie como el Cacho para tocar las tensas cuerdas del requinto…

Allá por las madrugadas en el salón 64, el vértigo del frío pasaba de largo, cientos de parejas se movían al ritmo de sus cuerdas…..su aroma, su tufo a novios, a abrazos y uno que otro beso elevaban la temperatura….

Y el Cacho ensimismado dando giros de guitarra….Europa y Samba pa” ti para cerrar el baile, cánticos de Carlos Santana y uno sentía que se acortaban…era su magia y su amor para darnos las gracias….

Hace días me enteré de su partida….violetas y moños negros lucen las guitarras….las notas visten del luto negro, salvo las agudas….esas suenan en los oídos de aquella generación que tuvo la dicha de escucharle…

Seguro estoy, está sentado en una nube al final del arcoíris, riendo como era su costumbre, contando las parejas que de amantes se hicieron novios y que después del baile tuvieron prole…

Soltemos las lágrimas un tiempo, es válido….pero luego sigamos el andar tras de su ejemplo…..hombres así hacen falta en la tierra, igualmente en el paraíso…y en el cielo.

Like en cualquier publicación de voces cruzadas bcs se agradece