DIAMANTINA MARY

El mundo es muy chiquito, demasiado chico para ser tan grande…y en él los hombres y las mujeres prontamente rodando se encuentran…

Ayer en los altibajos de mi trabajo, que no es trabajo porque hace años aprendí a quererlo, me encontré con un corazón enorme de esos que llenan gasolina….en los quehaceres de esta vida….

A la entrada de un pueblo arrullado por las olas, hicimos la entrada a un rústica gasolinera y de ella salió vestida con sencillez matutina, galón en mano….y manguera plana….

La señora Mary…..

Aquella que hace años….muchísimos años trabajó conmigo cuando creíamos que el tiempo era amigo era aliado….y recordamos aquellos tiempos, recordando a los amigos….

Quién subió, quién bajó….eso que importa….me habló de los tiempos presentes, de su amor por esta tierra donde nace el horizonte…de las espléndidas soledades que acá se tienen…se sienten…

Del amor a su familia, a las aves y a los vientos…..y después de un largo abrazo nos despedimos….yo oliendo a más cariño, más amistad…más esperanza….

Ella agradecida a Dios, a la vida, oliendo a paz, tranquilidad….y a gasolina.

Like en voces cruzadas bcs se agradece y más si se comparte