ADOLFINA Y LA CIUDAD

Un día al nacer el día, llegó al portón de mi casa de rural empalme y llamó a mis pasos….un raite a la ciudad, sábado por la mañana…ella sabía que eran tiempos de mis salidas….

Subió su cuerpo de porcelana y un aroma a perfume largo perfumo el ambiente…tres horas y medias después la dejé en un parque….y su silueta se perdió entre el bullicio de los árboles verdes….

Tres horas y media después volví por ella…quedamos de comer en el mejor restaurant del pueblo…llegó puntual y casi me voy de espaldas….

Un corte de pelo al hombro, un vestido a los tobillos y unas cortas zapatillas blancas…elegancia pura….

Su piel morena, vestía púrpura su rostro puro y sus ojos arroyos claros…era guapa Adolfina, ni duda cabe….me deje llevar por los momentos blancos y pasamos una tarde grande….

Adolfina, la pu….ritana del rancho y el maestro se contaron tras un par de botellas de buen vino sus secretos….ella canto en su hombro, él se sentó a la vera de sus piernas largas….

La noche con sus temores los encontró en el carro…más amigos, más compadres…más cercanos, más detalles….

Adolfina, gracias por tu amistad y tu paciencia….tus cigarrillos… y picardías.

Like en cualquier publicación de voces cruzadas BCS se agradece.