ACUARELAS

Ayer salí a caminar con Isabela, mi nieta de casi una docena de años y un millón de preguntas sobre la vida y la naturaleza, que es la vida misma….caminamos sobre el crepúsculo que viste nuestra ciudad y que no existe en ningún libro de ningún poeta….

Así de grande es su belleza…..Un rincón del mar nos recibió con las brisas del noroeste y un par de gaviotas contrastó su vuelo sobre las rojizas nubes….unos turistas jugaban con sus interrogantes y sus diez preguntas….

Detuve mis pasos y les regalé cinco minutos de mi tiempo libre….les hablé del Coromuel y sus arenas tristes en la soledad nocturna….del mogote y sus sueños de ciruelas hechos….del cerro de la calavera y sus sonrisas libres….Sonrieron y sonreí con ellos….

Isabella, enrojeció completa, qué cosas sabes abuelo que yo no sé ni sepa….Les hablé de los veleros blancos que transitan en la bahía dejando estelas de espumas de color blanco….y que somos el único lugar donde Dios sale cada tarde a pintar sus acuarelas….

Sonrieron y sonreí con ellos….Isabela absorta, escucho completa y vi en sus ojos el amor por estas playas, el amor por esta tierra. Y comprendí que mis cinco minutos libres a veces valen oro….a veces valen horas.

Like en voces cruzadas bcs se agradece y más si se comparte

( foto cortesía de mis maestros de Meditación y yoga )