ELIBIER

Hay historias que no son ciertas….esta tampoco, de hecho el nombre es ficticio…

Llegamos juntos a la reunión ejidal de pescadores, yo de la sierra, por curiosidad, acompañe a los diez rancheros….

Ella laboraba en el Centro de Salud, aunque fungía como maestra….guapa, muy guapa, pelo ensotirjado, busto amplio y un fuerte aroma a mujer impositiva….

Mientras la reunión se celebraba, solté mis zapatos y mis amarras, caminé a la orilla del mar y en una panga recargue mis pensamientos…

No la oí llegar, hasta escuchar su voz…regresando el saludo al ranchero que tras sus huellas la seguía….delante de mi y sin rubor alguno le canto los cantos a la sirena aquella….

Ella asintió con la mirada y mi presencia puso como testigo…se casaron un 2 de marzo, cuando la pesca abunda y desde entonces Elibier duerme sobre el mar, la arena y en sus peludos brazos…

Él dejó la sierra, el ganado y el relinchar de los caballos….lo cambio por una mujer que huele a sal, a redes y conchas llenas….

El amor así es de simple, sencillo cuando brota en ambas partes…y hace cambiar al hombre de costumbres, de lugar y de horizontes.

Like en cualquier publicación de voces cruzadas BCS se agradece.