Rendición de Cuentas

El día 3 de noviembre el gobernador del estado Carlos Mendoza Davis, acompañado por el Secretario General de Gobierno, Álvaro de la Peña y Sonia Murillo, dio en conferencia de prensa la información relacionada con la necesidad de que su gobierno transparente los expedientes de los principales funcionarios públicos que recientemente fueron nombrados y que son la parte principal de su gabinete.

Esta iniciativa del Ejecutivo nace como un compromiso con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y con la Organización de Transparencia Mexicana (OTM) de dejar en claro las declaraciones patrimoniales, fiscales y conflictos de intereses de los mandos superiores, conocida esta, popularmente como tres de tres.

Recordemos que esta regla de tres de tres fue un mecanismo implementado por la sociedad civil antes de las elecciones del 7 de julio y en donde organismos civiles, cúpulas empresariales, académicos y politólogos hicieron un llamado a todos los candidatos de todos los partidos políticos a entregar ante IMCO y OTM  su declaración patrimonial; es decir, hacer del conocimiento público  sus propiedades, autos, casas, ranchos, terrenos, sueldos, etc.; de su declaración fiscal, es decir estar al corriente de sus impuestos personales y de sus empresas, y el conflicto de intereses, es decir si están ligados a alguna empresa constructora, de bienes y servicios que pudiera obstruir o tergiversar su función pública, no en beneficio de cualquier empresa sino la propia o la de un familiar cercano y en casos extremos prestanombres.

Desgraciadamente el tema de la corrupción en nuestro país no es un tema nuevo, ni obedece a un estado o un partido político en particular; es un mal que aqueja a todos por igual y que por la opacidad con que se han manejado estos temas confirma la percepción ciudadana de que todo funcionario o político es corrupto.

Si hiciéramos un balance de los últimos años encontraríamos los estados menos transparentes: en el número 32, Tabasco, gobernado actualmente por el PRD y recientemente por el PRI, es el estado menos transparente en cuanto a rendición de cuentas.

En el “honroso” lugar 31 Baja California, estado fronterizo y gobernado desde hace décadas por Acción Nacional; Coahuila en el lugar 30, gobernado por el PRI en donde los hermanos Moreira han sido pieza fundamental para esta opacidad, nuestra           Entidad Baja California Sur ocupa el lugar 29, lejos de la transparencia que requieren los nuevos tiempos en este lugar apartado del centro del país donde se toman las grandes decisiones y en donde a juicio de las autoridades centrales este tache no nos permite acceder a mejores condiciones de negociación con los recursos financieros que del centro emanan. Es decir, poca transparencia y poca confianza.

La medida que asume Mendoza Davis a unos días de tomar las riendas del gobierno estatal debe ser plausible y ponernos a la altura en este tema con estados como Colima, Puebla, Jalisco, Campeche, que como se percibe atraviesan con problemas de credibilidad en lo electoral, en lo educativo y otros asuntos; sin embargo en el de transparencia y de acuerdo a estos dos organismos, el IMCO y la OTM están en los dos primeros lugares.

Esperemos que este paso que hoy se manifiesta rinda frutos permanentes, porque no hay algo más lacerante que la corrupción como señalamiento para un pueblo o para un gobierno; recordemos algunos casos como el del negro Durazo en la década de los 80, la Quina en los 90 y Bejarano en los 2000, solo por mencionar algunos.

Por lo pronto, cuarenta y seis funcionarios de primer nivel están bajo la lupa, bajo el escrutinio de la sociedad civil y ninguno podrá llamarse sorprendido el día de mañana si se sale de estos lineamientos generales… Ya veremos.

ENTRE PUNTOS

Por los lados de Mulegé, Felipe Prado sigue sumando afectos para que continúe dentro de las filas de Nueva Alianza, partido que creció en ese municipio gracias a su participación, sin embargo algunas sensatas voces del Partido Revolucionario Institucional, le piden que regrese a las filas del tricolor.

PUNTO FINAL

Otro Felipe, Felipe López Soto se apunta para la dirigencia municipal del PRI.