Los Caminos de Valdivia

El Consejo Político del Partido Revolucionario Institucional que se llevó a cabo este domingo 22 de noviembre mostró nuevamente las heridas que existen entre los grupos al interior del PRI y que pese a las aguas curativas del hoy ausente Jorge Schaffino, no prosperaron y siguen abiertas por la derrota del pasado 7 de Julio.

Sin embargo habría que rescatar algunas decisiones positivas que se dieron en el seno del Consejo, como es la llegada de Noé López a la Secretaría Técnica del mismo en lugar de Marco Antonio Nuñez Rosas, y el arribo de Raúl Rousseau a la presidencia de la Comisión de Procesos internos en lugar de la maestra Anita Beltrán, relevos que refrescan la dinámica interna del PRI.

Pero el tema va por otro lado, aunque es necesario hacer algunas breves reflexiones, sobre todo porque en días anteriores se hablaba de  diferencias respecto del número de consejeros que le tocaba a los sectores o a los grupos.

Las lecturas finales de este suceso no son muchas: mismas caras, mismos resultados.

¿Y entonces qué grupo salió fortalecido?, se preguntará usted. ¿Acaso los Barrosistas que lograron insertar a Guillermo Mercado Romero como presidente de la comisión de Justicia Partidaria y desde ahí sancionar a los mediovoto y traidores? ¿Acaso Isaías González Cuevas, quien logra sumar delegados de la CNC, de los jóvenes y algunos poncistas antes de esta reunión y con ello afila las uñas para quedarse con el próximo Comité Directivo Estatal? ¿O tal vez Esthela Ponce que pese a no estar presente sus huestes respondieron e hicieron acto de presencia colándose a algunas comisiones importantes?

Pues fíjese que no, porque la cobija, pese a los jaloneos internos casi quedó igual, y el casi es que hubo un observador de estos detalles, que necesariamente tendrá que hacer un análisis y una evaluación para posicionarse como el cuarto grupo o el grupo que realmente tenga el consenso necesario para estar en condiciones de participar en el nada lejano proceso del 2018, en donde estarán en juego las senadurías, las diputaciones federales, las alcaldías, diputaciones locales y desde luego la presidencia de la República.

Este observador lleva por nombre Juan Alberto Valdivia Alvarado  y arriba a este Consejo Político casi sin consejeros, salvo algunas simpatías derivadas de sus relaciones personales y desde luego de su reciente arribo a la delegación de SEDESOL, en donde desde hace algunos días despacha entre televisiones a distribuir y programas a reimpulsar. Entre éstos destacan DICONSA, LICONSA, PROSPERA y algunas más que habrán de darse a principios del 2016 y que obviamente necesita relevar para afianzase como el mandamás en esa delegación.

Y es ahí donde el capital político de Valdivia empezará a nutrirse,                            porque seguramente algunos de los asistentes a este Consejo político Estatal aprovechó el saludo para el “ai te encargo”, o él “no te olvides de mí”. Atrás quedaran los juramentos y las lealtades grupales porque primero esta llenar la cartera que la dependencia con los jefes. Al tiempo.

Es ahí donde el joven Valdivia estará ante los diferentes caminos que su posición le ofrece: uno, creerles en realidad que dejan su origen de grupo para adherirse al grupo de Valdivia o simplemente estará cediendo espacios a los gurú –Ponce, Barroso e Isaías-  para quedar bien con todos y quedar en el centro, en un equilibrio demasiado riesgoso.

Otro camino es el de llenar los espacios con los cuadros perdedores del pasado proceso electoral reciente, quienes aducirán el haber dado la cara por el partido y hoy se creerán merecedores de otra oportunidad para volverse a subir al barco de la revolución, y la delegación de SEDESOL pinta bien para esperar mejores tiempos. ¿Nombres? ya empezaron a autopromocionarse con algunos columnistas. Camino demasiado incierto para lograr dividendos positivos.

Finalmente el camino más complicado y difícil, el que marca la lógica de la administración peñista y que refleja en el estado la de Mendoza Davis, implica jalar jóvenes profesionales con o sin militancia en el PRI, jóvenes que lean perfectamente los nuevos tiempos del país y del estado, que reclaman atender a la sociedad, una sociedad cada día más demandante que desea ser atendida sin fines electorales, sin componendas políticas y sin agravios partidistas. Desde luego que esta estrategia política generaría inconformidades entre los cuadros priistas, pero creemos ahí está realmente el potencial político si Valdivia quiere verlo y no en los 250 consejeros que el día domingo tomaron protesta. Cuestión de enfoques.

 

ENTRE PUNTOS

Carlos Mendoza Davis, gobernador del estado, y el licenciado Aristóteles Nuñez Sánchez, jefe del Servicio de Administración Tributaria, inauguran este 4 de diciembre el evento “Crezcamos juntos, afíliate”, indicación hecha por la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico. Señales del gobierno Estatal de mayor transparencia.

 

PUNTO FINAL

Por cierto, un periódico de circulación sinaloense, sigue ubicando a Baja California Sur como el Estado menos transparente y el más corrupto. Cita como fuente Transparencia Mexicana e Incbg y CIDE. ¡Qué les parece!