Albergues y otras pillerías

Cuando el maestro Jesús Castro Agúndez tuvo la idea de brindar alimentación y hospedaje a miles de niños de las zonas rurales de nuestra entidad, nunca imaginó que su proyecto podría pervertirse y en lugar de ser centros educativos se convertirían en centros donde el bullyng, la carrilla y las violaciones estarían en el orden del día.

En los años 80 y 90 la Secretaría de Educación Pública tenía la encomienda de cuidar que los 30 administradores de los albergues tuvieran el perfil profesional y familiar para brindar una adecuada atención en estos centros educativos, tan alejados del medio urbano y enclavados muchos de ellos en plenas zonas serranas. Este minucioso examen obedecía a que tanto el maestro como su familia convivían de tiempo completo, de lunes a viernes, con el alumnado.

A pesar de estos cuidados se tuvo la desgracia de descubrir en unos de estos albergues ubicado en el municipio de Comondú, la pésima experiencia de que el propio director del albergue violara a casi una veintena de alumnos y fuera la denuncia de los padres de familia la que terminará con el tormento infantil y con el infame director en la cárcel.

Salen estos antecedentes a la luz pública por el reciente comunicado del Gobierno del estado en voz de su director de Comunicación Social, Jesús Sobarzo, donde manifiesta y reconoce que la Procuraduría General de Justicia ha iniciado una serie de investigaciones para ubicar a los responsables que abusaban sexualmente de siete menores en un albergue del sur del estado. Llama la atención el hecho de que sea el Gobierno del Estado y no la Secretaría de Educación Pública la que dé la cara en este tema tan escabroso y delicado.

Algunos dicen que esto obedece a que el titular de la Secretaría de Educación Pública, Héctor Jiménez Márquez, ya tenía antecedentes de este problema en este y otros albergues, cuestión que descargó en el responsable de los mismos, Erasmo Mayoral Higuera, quien descuidó el problema. Será importante que la investigación de la que habla el titular de Comunicación Social también contemple a los antes mencionados, puesto que no se resuelve el asunto solamente separando al director del centro escolar o a la jefa de administración de dicho albergue. Creemos que debe haber mayores sanciones y mayores implicaciones de responsabilidad para los altos funcionarios.

Dice el dicho que después del niño ahogado se pretende tapar el pozo, y esto es exactamente lo que alguna autoridades están intentando hacer para aminorar el problema, sobre todo se habla de atención a las víctimas y a las familias, así como la defensa de todos los involucrados de sus derechos, como si una despensa, una asesoría o la declaración universal de los derechos humanos pudieran revertir el daño psicológico y físico causado a los infantes y a sus familiares.

¿Dónde se rompió el hilo entre el sueño de Castro Agúndez y la pesadilla que hoy viven los niños que van a los albergues escolares?, seguramente se preguntará usted, y la respuesta es sencilla: cuando a los genios de la SEP después del año 2000, se les ocurrió que en dichos albergues podrían tener cabida asistencial jóvenes del medio rural que acudían a los tele bachilleratos, cecytes, preparatorias abiertas y otras Instituciones de ese nivel que brotaron por todos lados. Es decir, mezclaron jóvenes mayores de 15 años con niños de 6, 7 y 8 años.

Cualquier psicólogo de medio pelo sabe perfectamente que el ser humano tiene diferentes etapas en su vida y que cada una de ellas requiere una asesoría y orientación adecuada.

Si el bullyng y otras agresiones se dan entre chicos de la misma edad, imaginemos lo que implica para un niño de 6 años convivir con uno de 15 y hasta 18 años. Fue una aberración haberlos mezclado. Las consecuencias –entre otras- las tenemos en las violaciones de estos siete menores en el albergue de Santiago por jóvenes del mismo albergue.

Por lo pronto ya somos noticia nacional, puesto que Loret de Mola ya dio la noticia en Canal 2, y en horario estelar. Ojalá y esto sirva para ponerle especial atención al rubro de prevención de delitos sexuales en el estado, tema en el que por cierto estamos en los últimos lugares en el país.

 

ENTRE LINEAS

Rafael Pacchiano Alamán, titular de Semarnat, estará este día por tierras sudcalifornianas atendido por el gobernador Carlos Mendoza Davis y por el delegado José Carlos Cota Osuna; seguramente en la agenda estará el decretar todo el golfo de California como Área Natural Protegida…Pablo Partida Escobosa estará al frente del Consejo Coordinador Empresarial del 2016 al 2018; lo acompañan en esta encomienda Ricardo García de León y Francisco Ramírez, entre otros… En los próximos días darán a conocer el Plan Estatal de Desarrollo, Informó Rodrigo Guerrero Rivas, titular del ramo.

 

PUNTO FINAL

La noticia de las violaciones a niños en Los Cabos: ¿cortina de humo, o nulidad de las autoridades de la SEP?