La Paz se tiñe de rojo, mientras MACOVI hace su gira del adiós

La Paz, B.C.S. – Mientras que las notas del día hacen referencia la gira del adiós del gobernador saliente de Baja California Sur, Marcos Covarrubias Villaseñor, a quien inmortalizan en fotografías dignas de campaña política, en donde abraza a ancianitas, la ciudad de La Paz se tiñe de sangre, pólvora y muerte.

“No existen colores ni preferencias, la acción de gobierno es para impulsar el bienestar de todas las familias”

Declaró el gobernador, mientras mantiene una gira de trabajo por el municipio de La Paz, en donde ha puesto en marcha los trabajos de pavimentación con concreto hidráulico de diez nuevas vialidades en colonias populares de esta ciudad capital, el Ejecutivo Estatal dijo que en su gobierno ha quedado claro que para esta administración no existen ciudadanos de primera y de segunda, ni trabajó solo para algunos, pues siempre se ha buscado el beneficio colectivo.

Al parecer al mandatario solo le interesa las obras de pavimentación, tal vez si su séquito de colaboradores le informarán que sus nuevas calles pavimentadas han sido manchadas con sangre, se preocupe un poquito, por lo menos para mandarlas a limpiar, cuando entienda que la paz social no se mide en centímetros de concreto ya estará disfrutando de sus vacaciones.

A pesar de que las cuentas por los fallecidos no han avanzado –aunque los muertos sí-, estacionándose estos el número en 130 y tantos, y después de las elecciones del pasado 7 de junio, donde se llegó a creer que acabarían  los hechos violentos que llevaban repitiéndose en nuestra ciudad desde hacia ya un año, contra toda suposición, los ciudadanos siguen presenciando más y más asesinatos.

Fue tan solo el día de ayer que nos dejó sorprendido un video publicado en su cuenta de Facebook Ricardo Manríquez del Rio, del medio de comunicación local El Pueblo TVe.com, en donde, tras haber sido rafageados tres hombres que iban en un automóvil, donde uno perdiera la vida y dos más resultaran heridos, uno de los lesionados se quejaba amargamente pidiendo clemencia.

En esto nos hemos convertido la ciudadanía paceña, que de pacifico solo nos queda el recuerdo, mismo que se desvanece al escuchar la continuidad de las sirenas de los carros de emergencias, por lo pronto, que siga inaugurando calles el señor gobernador quien ya está a punto de pasar la estafeta

Y aunque en la reunión del día de hoy haya manifestado su satisfacción por haber logrado en su administración avances importantes en atención a una de las principales demandas de las familias sudcalifornianas, me pregunto, ¿A qué familias escuchó?.