EQUILIBRIOS / MÁS ALLÁ DE TRES SANTOS

Pirotecnia Política: “Anarquía significa sociedad sin autoridad, entendiéndose por autoridad la facultad de imponer la propia voluntad, y no ya el hecho inevitable y benéfico de que quien mejor entienda y sepa hacer una cosa consiga con más facilidad hacer que se acepte su opinión, y sirva de guía, en esa cosa determinada, a aquellos que son menos capaces que él.” (Errico Malatesta)

 

Baja California Sur, no puede estar a merced de los redentores de la protección del medio ambiente y mucho menos, en manos de un puñado de grupos de poder económico, que no solo financian las “enérgicas” protestas, sino que además se dedican a especular con proyectos, carentes de financiamiento en la mayoría de los casos.

Lo dijimos aquí en una entrega anterior, el Proyecto “TRES SANTOS” será concluido y desarrollado de acuerdo a la proyección del consorcio que lo impulsa y lo hará, por principios básicos, legalmente está sustentado, cumple con los lineamientos que marcan las leyes de este país; es decir tienen los títulos de propiedad de la tierra, las concesiones de zona federal marítimo terrestre y los permisos de construcción en la zona y se establece que una vez concluido, será un verdadero complejo turístico.

Hasta donde se entiende, TRES SANTOS es amigable con el entorno y producirá  su propia agua, destruyendo así con legalidad y certeza, las posturas de quienes se oponen por convicción o por intereses de otro tipo, pero menos por el de la mayoría de los Todosanteños, que dicho sea de paso, lo que quieren es desarrollo, empleo y crecimiento económico ordenado, tal y como se ha diseñado.

Lo registrado ayer en el camino vecinal que comunica a la zona de PUNTA LOBOS, son polvos de los mismos lodos, porque se trata de que la ley se imponga y que se cumpla; todos los involucrados, en su momento tendrán que asumir las consecuencias de sus actos.

Los pescadores quienes dicen que literalmente PUNTA LOBOS les pertenece y quienes los “cilindran”, tienen todo el derecho constitucional de defenderse, más que con la razón –en el caso que la tuvieran-, con la ley en la mano.

Los desarrolladores de TRES SANTOS también tienen que cuidar sus intereses e impulsan su proyecto con documentación legal que los acredita, pero también se van a defender, con todos los recursos a su alcance.

Los Gobiernos están para hacer cumplir la ley, además para generar certeza jurídica sobre las inversiones e incluso para forjar condiciones propicias a manera de incentivos, para que “aterricen” en Baja California Sur; ese es uno de sus principales mandatos constitucionales, de ahí que solo el aspecto legal, les permitirá y obligará en su momento, a que se accione lo conducente; ese momento por cierto, ya no tardará y será por sí misma, la solución total a estas manifestaciones que ya están provocando hartazgo, entre la gente que forma mayorías, hasta en esa región.

No faltará quien sostenga que el Gobierno es represor (Sic), insensible (Sic), “traidor al pueblo” (Sic), pero en lo que jamás reflexionarán, es que está obligado a combatir la ilegalidad y a que se cumpla la ley; de hecho podrá ser todo lo que señalan, pero lo será únicamente para quienes hacen de una lucha “justa”, el pretexto perfecto para desquitar lo que les pagan, no así para la mayoría de los pescadores de Todos Santos y para la gran colectividad de sus habitantes, eso sí está claro.

Hay temas en los que se tiene que prestar atención, más allá del ruido escandaloso que provocan los opositores de todo y que por regla están a favor de nada; lo dijimos antes, la bandera del cuidado del medio ambiente, es ya como dijeran nuestros rancheros, “una cobija muy miada”, sobre todo, como en este tema que referimos.

Nuestro Estado se encuentra en una transición hacia la modernidad, la legalidad, la transparencia y el impulso irrestricto a la inversión pública y privada, lo que implica dotarlo de toda la infraestructura necesaria, para garantizar que aquí se viva de la mejor manera, con medio ambiente saludable, con desarrollo y estabilidad económica, principalmente.

Los ambientalistas –ahora cruzados con pescadores, antes con anti mineros- solo saben decir, no a todo, sin aportar soluciones, el tema para ellos es, truncar todo desarrollo que afecte a sus intereses o a los de sus patrones, es decir, el asunto de la conciencia ecológica, pasa a ser negocio.

Insistimos y cuestionamos:

¿Dónde estaban cuando LEONEL COTA vendió el cerro de “La Calavera”?

¿Por qué permitieron que LUIS CANO depredara “El Mogote”?

¿Dónde se escondieron, cuando se registró el derrame de aguas negras al mar, -hace un par de meses-  en un desarrollo turístico, en Los Cabos?

¿Dónde se ocultan, cuando las chimeneas de la Planta de CFE en Punta Prieta, baña de contaminantes a la ciudad de La Paz?

Seguramente estarán, donde siempre han permanecido; pero como los casos antes citados, son más sociales que económico, simplemente no hay negocio.

Lo dijimos aquí hace unos días, si la ley se impone, TRES SANTOS ¡VA!

Ya veremos, si no.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com