Entregará Federación Apoyos Compensatorios a Pescadores Afectados, por restricción en el Golfo de Ulloa

Redacción.- El alcalde Francisco Pelayo, reconoció la gestión del gobernador Carlos Mendoza para lograr un apoyo compensatorio para sector pesquero de Comondú, que se verá afectado por la restricción en el Golfo de Ulloa, al declararse Refugio Pesquero, a la vez de agradecer la disposición  del gobierno Federal por establecer acciones de apoyo y no dejar  desamparado a este sector.

Durante reunión celebrada en el salón cívico de Puerto Adolfo López Mateos, contando con la presencia del Director Nacional de Ordenamiento Pesquero y Acuícola de CONAPESCA, Víctor Arriaga; del coordinador de Delegados Federales en B.C.S., Ricardo Millán; del Delegado de SAGARPA en el Estado, Cesar Estrada Neri; el titular de SEPADA del Gobierno Estatal, Andrés Córdoba Urrutia; de delegados de Semarnat y Profepa, el alcalde Francisco Pelayo, agradeció a directivos pesqueros  que tienen afectación en el Golfo de Ulloa,  su disposición a dialogar y lograr acuerdos, que habrán de beneficiar a  todos, señalando que el programa compensatorio del gobierno Federal es único y no tiene precedente en la Entidad.

Durante la reunión, el Director Nacional de Ordenamiento Pesquero y Acuícola de CONAPESCA, Víctor Arriaga dio a conocer restricciones para el sector pesquero en el golfo de Ulloa, para evitar el embargo atunero que pretende realizar el vecino país del norte,  quien considera que los pescadores de la región son responsables de mortandad de tortuga,  aclarando que el gobierno de México,  con el apoyo del sector pesquero estableció acciones, para revertir esa versión,  que para los Norteamericanos no ha sido suficiente.

En ese sentido, señalo se han impuesto restricciones por cinco meses, a partir de mayo,  que consideran no pescar en esa zona, ni utilizar redes de arrastre, como tampoco buceo con arpón,  prohibiendo también el ingreso  de barcos camaroneros.

En contraparte, el gobierno Federal, por gestiones del gobernador Carlos Mendoza, estableció un programa compensatorio único a nivel nacional, que considera apoyos económicos, en base a un promedio del arribo que cada cooperativa llevo a cabo en los últimos cinco años, a oficinas de pesca, entregándolos cada mes, por la ausencia de trabajo en este tiempo, además de considerar apoyos del programa Propesca, lo cual fue respaldado por el sector pesquero asistente.