Islas del Parque Marino de Loreto

La razón que me llevó a escribir este trabajo fue el darme cuenta de la poca importancia que el común de los sudcalifornianos le damos a nuestras islas, y lo mal informados que estamos al respecto, especialmente las personas que nos dedicamos a escribir. Considerando que todas nuestras islas e islotes tienen particularidades especiales que las convierten en sitios sorprendentes e interesantísimos, y por supuesto dignos de estudio de las instituciones especializadas, me decidí a escribir al respecto, pero es tan vasta la información que existe y tanto lo que se puede decir que seleccioné sólo tres islas, obviamente de las que se localizan dentro del Parque Nacional Marítimo Bahía de Loreto, cuya importancia debiera ser bien conocida por todos nosotros. Para investigar sobre el tema tuve la fortuna de encontrar algunos libros así como interesantes y extensos trabajos en el internet de los que saqué la información que me permitió escribir algo sobre el tema.

Sin embargo, quiero hacer hincapié en que este trabajo no hubiera podido realizarlo sin la colaboración de mi amigo de toda la vida, Andrés Davis Manríquez, quien me proporcionó abundante información de las Islas seleccionadas, Coronado, Catalana y especialmente de la del Carmen, donde residió más de 30 años.

Andrés nació en Loreto el 30 de noviembre de 1935, su padre, Pilar Davis, fue trabajador de la Isla del Carmen desde que él era un niño, así que cuando cumplió los 15 años se fue a trabajar con él, primero como ayudante bombeando salmuera, después empacando la sal, es decir llenando costales; así fue aprendiendo conforme crecía y trabajaba, de tal forma que su siguiente trabajo fue como motorista de un remolcador, y finalmente como Jefe de producción y embarque de la sal. En esos años recuerda a los Gerentes que fueran sus jefes en la Salinera: Mario Muñoz, Sacramento Fernández, Eduviges Davis, Julio Calvo y Rodolfo Pérpuly Higuera, en ese orden.

*****

Justo a las afueras de las costas de Loreto se encuentran cinco islas desérticas así como diversos islotes. De la cinco elegí como ya lo dije, solamente tres: Isla de Coronado, Isla del Carmen y la Isla La Catalana, no Santa Catalina, como la llaman los gringos.

Este grupo de islas forman parte de la reserva natural del Parque Nacional Marítimo Bahía de Loreto, que quedara oficialmente establecido con el Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del 19 de julio de 1996; cuenta con una superficie de 206,581 hectáreas, donde se localizan las islas mencionadas; todas ellas forman parte del Área de Protección de Flora y Fauna Islas del Golfo de California. Medida que se tomó debido a que en la zona de influencia del Parque habitan comunidades pesqueras que tienen gran interés en proteger los recursos naturales y evitar la práctica de métodos que degradan los fondos marinos y la vida en general, el Decreto de creación del Parque Nacional Bahía de Loreto establece que quedan prohibidas las actividades que atenten contra la flora y fauna terrestre y marinas, incluyendo las actividades de barcos de arrastre camaroneros y escameros, los cuales trabajar frente a las comunidades locales agotando sus recursos y mermando sus capturas. Asimismo, ha quedado prohibido el acceso de los grandes barcos pesqueros a esta región, lo que permite que los pescadores locales puedan subsistir de vender el producto que obtienen del mar. La mayoría de estos pescadores se agrupan en sociedades cooperativas, existiendo a la fecha 15 de ellas, una de las cuales está constituida exclusivamente por mujeres.

El objetivo general del Parque Nacional Bahía de Loreto es pues, definir y establecer las estrategias y mecanismos de manejo que permitan preservar los recursos naturales renovables y no renovables en el parque, y restaurar los ambientes críticos, promoviendo el desarrollo social de las comunidades asentadas en el área.

Por otro lado, el ambiente de la zona se caracteriza por un elevado endemismo de especies de plantas, insectos, arácnidos, reptiles y mamíferos, por lo cual existe una complementariedad en el esquema de protección, ya que están resguardados tanto las islas como el mar que las circunda.

En esta ocasión sólo incluiré la Isla de Coronado y quedan pendientes para la siguiente colaboración Isla del Carmen y La Catalana, ya sin la introducción.

ISLA CORONADO

Isla Coronado está formada por un gran cono volcánico que alcanza 283 metros sobre el nivel mar. Se localiza a 11 kilómetros al noroeste de Isla del Carmen y a 3.5 de la península. Tiene 3 kilómetros de largo por 2.5 de ancho. En total un área de 8.5 kilómetros cuadrados. Desde Loreto, el viaje en lancha de motor es de unos 30 minutos.

Está considerada como una de las islas más bellas de la Baja California. En su parte norte existen unas formaciones rocosas de gran atractivo donde se pueden apreciar numerosas colonias de lobos marinos, así como delfines y una gran diversidad de aves donde predominan los pelícanos. En la zona baja de la isla, frente a la costa de tierra firme hay una larga ensenada en forma de península, de singular belleza, donde el pálido verde-azul del agua que baña la arena color marfil, ofrece una excepcional oportunidad para la práctica de los deportes de playa como nadar, remar, bucear, hacer snorkeling, kayack o sencillamente tomar el sol en la playa. Para el servicio de sus numerosos visitantes, el Parque Nacional autorizó ahí la construcción de dos palapas que funcionan para proporcionar sombra. Asimismo y como una opción para los turistas que gustan del senderismo, los pescadores loretanos han construido una vereda que recorre la isla y sube hasta la parte más alta de la montaña donde se puede observar el cráter de lo que fuera el volcán.

Como información adicional, para la protección y seguridad del parque marino, el reglamento del mismo no permite la pernocta en la isla ni el encendido de fogatas.