¡Vamos hacerlo juntos! … el clímax del cinismo.

Mosaico político

Felipe Zúñiga Meza

 

Primero fueron los sub comités de pesca o de pesquerías de toda la geografía municipal. Todos conformados con aliados al poder. Después los sub comités que tienen que ver con lo ganadero, con el campo. Ilegales, mal planeados, y peor constituidos, donde solo caben los incondicionales… los adictos al poder en turno. Regularmente gente que busca el beneficio personal, capaces de todo por el bien personal, nada que los conecte con lo equitativo, con el desarrollo social.

Después la Junta de Gobierno del SAPA. Otra vez gente adicta al poder, gente que financió la campaña hace un año y, ya sin recato, involucrando a familiares de funcionarios, ampliando pues, el empoderamiento a clanes del trienio, más no a los ciudadanos que pagan por el servicio. En el Consejo Municipal del Transporte igual, solo aliados, violando a Ley de Transporte para entre ellos decidir la política transportista, igual que en SAPA, donde ya se empiezan a ver obras innecesarias, onerosas y construidas también por aliados, sin licitación, solo como requisito la vena familiar.

Lo último, lo que ya lo (s) clasifica al interior de una conducta, de una manera de ser y decidir las cosas, la conformación del Consejo Municipal de Alcoholes. Igual, dejando fuera a quienes de verdad viven de eso y que tienen permisos para esas actividades y, que además, tienen una tradición basada en el esfuerzo personal, familiar y económico para salir adelante después de fuertes y serias inversiones económicas. Ellos están fuera. Como está fuera la original sociedad civil en cualquiera de los consejos municipales que constituyen y de los que -por ignorancia o por cinismo–, hacen alarde en la redes sociales.

Los propietarios y empresarios del rubro de alcoholes –por citar el último golpe a miembros quienes se dedican a esta actividad-, no podrán opinar sobre lo que les afecte o sobre lo que les beneficie; sobre lo que conocen y en lo que han trabajado toda su vida. Y, lo peor: No tendrán quien los defienda porque en el Consejo Municipal de Alcoholes, no hay miembros –originales-, de esta actividad económica…

Así se gobierna en Mulegé. Sin democracia; con demagogia…. con abuso de poder.

Esta es la forma organizar a las fuerzas económicas en el XV Ayuntamiento de Mulegé. Es una estrategia en connivencia con los adictos al poder que exhibe la manera de tener todo bajo el control de una sola persona que tiene nombre y apellido y que decide unipersonalmente el destino de todo en el Municipio de Mulegé.

Una sola persona que con cargo al erario, ha rendido culto a su imagen. Una sola persona que genera el caos en las instituciones para su beneficio personal. Es una forma de conducta. Algo ya arraigado que no podrá cambiar jamás.

Una manera de oscurecer lo que se debe transparentar. Una conducta personal que se opone al quehacer público, al tiempo y a los tiempos que estamos viviendo. Un esclavismo oficial, que intenta por todos lados cultivar el poder omnímodo de una sola persona, soportado con una cofradía de parásitos que pretenden durar en el poder doce años.

Esta es –y ha sido- la forma de gobernar del “súper” asesor municipal, quien ya sin recato alguno, es quien gobierna con el caos en Mulegé. Y el más claro ejemplo es haber inducido el caos en el SAPA, al quitar a quien nos daba agua y poner, así de literal, a quien dejó de suministrarla.

Y ya en el clímax de su cinismo, se atreven a publicar: ¡Vamos hacerlo juntos!

 

Mosaico Político

Llamo la atención de los aficionados al beisbol la asistencia de las autoridades municipales a la inauguración de la liga de segunda fuerza la cual es organizada, no por la sociedad civil, como marca la ley del deporte, sino que es organizada por servidores públicos… por gente que gana un sueldo en el deporte municipal y que tiene años en lo mismo, siendo jueces y parte… ahí sí estuvieron, “haciéndolo juntos”… mientras que a la liga de primera fuerza, esa que si está legalmente establecida pero que no obedece a los interés de Pedro Osuna López, la ignoraron, la despreciaron e hicieron todo lo posible para que no hubiera béisbol de primera fuerza en esta cabecera municipal… para el asesor las ligas deben ser de su propiedad, no de la sociedad civil… hasta en eso provoca el caos… una pregunta se hacen los aficionados al Rey de los deportes en cachanía: ¿volverá el XV Ayuntamiento a colocar los números de “El Cuimi” Márquez, el del “Bala” Alcántar y el de Lucio Vargas Orantes que habían sido –por sus méritos deportivos- retirados del equipo progreso? … el gobierno panista de Mulegé, groseramente, al pintar –de azul por supuesto-, la barda del “Estrellas de Cachanía”, borró los números de esos tres deportistas locales… ¡ojetes! ( expresión popular).