En Mulegé… ¿que más nos falta por ver?

 Mosaico Político

 

He visto morirse de miedo a ciudadanos que, al denunciar una injusticia, su nombre pudiera aparecer como fuente. He sido testigo de gente que no dice de las vejaciones que sufren de parte de los servidores públicos, por el temor a perder su trabajo. A cada rato, todos los días, denuncias ciudadanas quedan archivadas en el chat de mi Messenger porque, quien la hace, teme que sepan su nombre y sufra las represalias que impone un Ayuntamiento que, cada día, se hunde más en la corrupción, la injusticia laboral y la mentira.

Apenas hace un par de días, un joven profesionista me dijo: “disculpe, fue mala idea”. Momentos antes me había denunciado por Messenger el desprecio que había recibido por parte de la presidenta municipal quien había preferido la parafernalia que provocó una cantante “pop”, en la plaza central, que ir y apoyar –moralmente-, un acto altruista que se desarrollaba por la calles del puerto.

Por temor a represalias, la denuncia no prospero y quedó en los apuntes de mi chat. De ese tamaño es el temor que le tienen los ciudadanos a un gobierno suplantado que debe estar para proteger a su pueblo y no solo a los que votaron por ellos. Sobre todo aquellos que tienen un empleo con “pírricas” ganancias en el Ayuntamiento mulegino. Porque en el gobierno de Mulegé, el que gana más es el aliado, el familiar de la presidenta, o el más sumiso a su cónyuge, el cómplice, el testaferro, y no el que más trabaja, mucho menos el especialista, porque para trabajar el en XV Ayuntamiento, hay que ser un charlatán o un bufón de la corte.

He visto con pena y, hasta con impotencia, como las instituciones culturales son asaltadas por “chambistas” sin ética. Por gente que debieran tener dignidad y, no ocupar posiciones, que no son de su materia, ni algo que hayan desarrollado en su vida… ni de su nivel cultural o profesional.

He sido testigo de cómo el servicio público cada día se degrada más y se convierte en servidumbre. He podido darme cuenta también del temor que le invade al “chambista”, cuando entra en pánico porque su acto de sumisión, como a Hitler, no fue del agrado de su esclavista. De quien le paga con dinero público, no para servir al ciudadano, sino para ser su cómplice y verdugo del vecino.

He visto como los servidores públicos agreden a la sociedad civil porque quiere organizarse. Porque quieren destrabar, lo que ellos por su mezquindad han atrasado. He visto como hijos de funcionarios municipales, obtienen los mejores trabajos, los mejores sueldos que aquellos que tienen más tiempo y derecho en el trabajo.

He visto todo tipo de injusticias. Como aquellas donde el “asesor” les quita a ex trabajadores municipales el derecho a recibir los montos totales que indican los laudos laborales y les da lo que él quiere, lo que su mente oscurantista y rapaz, decide.

Los muleginos han visto como en Mulegé se suplanta el poder y, en un acto misógino, el propio gobernante estatal ignora a la Alcaldesa y ordena al emperador atender lo que le compete a la presidenta.

Así está Mulegé… Así se vive en Mulegé.

 

Mosaico Político

La aparición de tortugas marinas muertas desató en el puerto de Santa Rosalía una ola de opiniones… opiniones algunas con un fuerte tufo a fobia minera en un lugar donde todo empezó con la minería… en un pueblo donde la minería, con todo y sus abyecciones laborales, ha venido a darle un respiro a la economía local… pues no faltó quien culpara a la minera de estar contaminando el mar… al respecto, un experto en minería y sus consecuencias apuntó: “La recuperación de metales va en el Cobre catódico. No hay metales pesados como Plomo o Cadmio, NO HAY en los mantos singenéticos. ¡El Cobalto es insoluble! y no exavalente. La presa de jales está hecha bajo NORMAS. Varios lo CERTIFICAMOS. Y es una certificación, no solo legalmente VÁLIDA en México, también bajo NORMAS OFICIALES de otros países… más claro ni el agua… las tortugas muertas no aparecieron de nuevo y se pueden ver por cientos en nuestro litoral, gozando de cabal salud… pero los pseudo ambientalistas siguieron con su letanía… en lo personal, estuve en la presa de jales y hasta unté en mis manos la arcilla que allí hay y no me paso nada… toque el agua con mis manos y no me pasó nada y, que se percole, es –casi- imposible porque la propia arcilla cementa el fondo de la presa de jales aparte del polímero de alta resistencia que se utiliza como membrana… luego aparece un video donde personal de la minera vierte a la presa un recipiente que tiene una leyenda que dice: “agua contaminada con azufre”… esa agua puede haberse tirado en mi calle y no pasaría absolutamente nada… y la leyenda que es lo que se utiliza para “asustar” al que se deja, pues es lógico que la tenga el recipiente porque el agua es agua y el azufre es azufre y cualquier cosa que le caiga al agua la contamina, pero eso no quiere decir que sea para que se mueran una treintena – o centena, eso no se ha podido comprobar-, de tortugas… en fin, creo que zapatero a tu zapato, la ignorancia no debe desplazar a la razón… Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas. Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.