¡Difícil! dijo el cañury… crónica de un quebranto.

Mosaico Político

Felipe Zúñiga Meza

“Con profundo respeto a la memoria de Rubén Flores Romero, quien fue conocido –cariñosamente-, en nuestro pueblo, como el cañury”

 

Cuando el ahora asesor municipal del XV Ayuntamiento de Mulegé era el doceavo Alcalde de esta municipalidad, organizó – muy a su megalómana manera-, un apoteósico segundo informe de gobierno donde el derroche de los recursos públicos no ha tenido parangón.

A la plaza Juárez vino gente –subsidiada- de donde quiera. No faltó ninguno de aquellos incautos empujados por el subsidio que el Alcalde –en esa ocasión- de filiación perredista, había construido para legitimar un gobierno sátrapa, inoperante, depredador y que siempre estuvo a la deriva.

Había que engañar. Había que embaucar, y esconder en la mentira la irresponsabilidad de no saber administrar las principales instituciones municipales y, su retórica, –demagógica como hoy-, daba para eso y para más, en un pueblo –desesperado- y sin fuentes de empleo donde el Ayuntamiento se había convertido en el benefactor, a cambio de impunidad.

Después del protocolo y la parafernalia que rodea estas ceremonias en riesgo de extinción, Pedro Osuna López, ocupó el estrado y luego de una melosa pleitesía al gobernador Narciso Agundez, y una eterna introducción a su discurso, abordó el tema que, en ese momento y los últimos setecientos treinta días y horas, más dolor de cabeza –suponemos-, le había causado.

Pedro Osuna López, había llegado al poder después de una derrota infringida por el último priísta que ha gobernado Mulegé, quien le dejó como herencia entre otras cosas, una holgada recuperación de impuesto predial; una Dirección de Desarrollo Municipal reconocida en el plano nacional y un Organismo Operador del SAPA Municipal con números negros y con toda la credibilidad popular que se manifestaba en largas filas para pagar el recibo mensual por el suministro de agua potable. Nunca hubo escases de agua en ese ejercicio de gobierno.

Pero dos años después, el gobierno perredista encabezado por el ahora “súper” asesor municipal investido de azul, ya había quebrado un organismo para-municipal estratégico para la calidad de vida de los cachanos en lo particular y de los muleginos en lo general, al colapsar el suministro del agua potable por la -irracional- , venganza política de no seguir con la obras programadas para continuar con un suministro óptimo ante la creciente demanda popular por el líquido vital y la irresponsabilidad de haber convertido al OOMSAPA de Mulegé en la caja chica de su gobierno municipal.

Pero además, Pedro Osuna López, violando todo precepto de Ley y todo reglamento interno, había nombrado –como lo hizo hoy-, a un profesor de dibujo, como Gerente General.

Al colapso técnico le siguió el qebranto financiero y el OOMSAPA de Mulegé empezó a naufragar sin poder hasta la fecha tocar puerto, toda vez que volvió a sustituir a quien había visto tierra después de años de naufragio para imponer de nuevo –cuando la nave llamada popularmente SAPA empezó a tomar buen rumbo-, a otro-como él-, prófugo del gis.

Los aplausos del populo subsidiado se hicieron sentir. En plena apoteosis, el eterno exiliado de Guerrero Negro prometió que en su tercer informe, habría de anunciar la solución de la bancarrota a la que había llevado al OOMSAPA de Mulegé y que años después se pudo, echar de ver, que ascendía a los trescientos millones de pesos.

Fue cuando entre la muchedumbre se escuchó decir… ¡difícil! … ¡Difícil!

La policía retiro de la plaza a Rubén y Pedro Osuna López nunca cumplió su promesa… hoy, de nuevo bajo su férula, el OOMSAPA mantiene en sequía a casi toda la población de Santa Rosalía.

 

Mosaico Político

No tenemos agua en los tinacos… es el clamor general… es lo que la gente de Santa Rosalía nos dice a quienes hemos preguntado de manera sistemática para conocer la realidad sobre el suministro actual del líquido vital en el puerto…SAPA – o Pedro Osuna o su compadre Beto Meza- proponen una solución que sacrifica la economía del usuario… del que tiene y del que no tiene recursos para hacerlo… a ellos – a Pedro Osuna y su compadre Beto Meza-, es lo que menos les importa… ellos solo quieren pararse el cuello sin proponer una solución a un problema que es de ellos, no del pueblo… porque el pueblo paga y no recibe con regularidad el agua potable… ¡no! Pedro Osuna López o Beto Meza… ¡no!… esa propuesta nos la hicieron hace veinte años cuando el Roby Avilés era el Director de Obras Públicas y José Manuel Rojas Aguilar el Alcalde de Mulegé y nadie la aceptó… ¿no lo recuerdas?… porque nosotros si… y, ¿sabes porque no lo recuerdas? … porque tu no vivías aquí… nosotros si vivíamos aquí… solucionen su sistema de suministro y conducción obsoleto que tú, Pedro Osuna López, ayudaste a destruir y deja de construir oficinas bonitas que no le sirven para nada al pueblo y si a quien se auto-construye… a quien se auto-paga… el SAPA requiere suministrar agua óptimamente, no oficinas bonitas… cumple –de una vez por todas-, tu palabra empeñada hace nueve años… El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera. Alexander Pope (1688-1744) Poeta inglés.