Carta para Mendoza

Mosaico Político

 

Sin ser –obviamente-, los grandes amigos, con Carlos Mendoza Davis –hoy gobernador constitucional de Baja California Sur (BCS)- compartí en algunas ocasiones la sobremesa. Siempre me invitaba a sus ruedas de prensa de las que iba acompañado por su inseparable amigo Carlos Amed Rochín y de su –ahora- incomunicable Jefe de Prensa, quien en un par de ocasiones llegó a tocar en mi domicilio para entregarme la cordial invitación de su jefe, para desayunar, para platicar en grupo con otros periodistas locales, para un presente de fin de año y, en una ocasión, para tomarnos un par de cervezas bien frías.

Hace un par de meses le envié un mensaje y me lo respondió. Me indicó a donde debía direccionar mi petición y entonces entendí la enorme distancia que ahora existe con alguien que, en algunos días y en algunos años, compartí la sobremesa y hasta algunas concepciones políticas.

Recuerdo que en una ocasión, siendo Senador de la República, le hice la petición de parar a un Alcalde que, según mi visión, le estaba haciendo daño al erario mulegino. Su respuesta la centró en su competencia legislativa y entonces le pedí que legislara en ese sentido… No sé si fue por mi petición pero alguna vez subió a la tribuna y logró el acuerdo de legislar para que los municipios y quienes lo presiden, sean estrictamente vigilados en el gasto del dinero público.

Ya no tuve más comunicación con él. Los políticos cuando buscan el poder son muy comunicativos, después, solo quien pertenece a su cofradía sabe de ellos. Sin embargo los medios de comunicación ofrecen, además de publicar noticias, poder enviar una misiva que, de alguna manera, quien gobierna BCS debiera leer. Si no lo hace, estaría dando legitimidad a la introducción de esta entrega.

Carlos Mendoza Davis vino por primera vez después de haber ganado la gubernatura de esta media península a un festejo que, sin rubor alguno y como una burla a sus incautos seguidores en lo particular y, a los “cachanos” en lo general, Pedro Osuna López organizó en los terrenos de la meseta de Los Frailes que fueron saqueados al CATASTRO municipal cuando fue Alcalde de Mulegé, donde hay quienes aseguran son de su propiedad, curiosamente colindando con quien fuera su director de CATASTRO y de quien gobernó esos años BCS.

Ha vuelto un par de veces, pero a escuchar a los insaciables neo panistas, más no al pueblo de Mulegé.

Pero el tema de esta entrega, no tiene que ver con las escasas y meteóricas visitas a Santa Rosalía, del gobernador de BCS, sino todo lo que está permitiendo que suceda en el Municipio de Mulegé. Y no faltará quien diga que Mulegé, como todos los municipios del México rojo que vivimos es autónomo, libre, porque no es verdad, nuestra realidad es la eterna dependencia al gobierno estatal y federal (http://historico.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/gac/cont/8/cnt/cnt9.pdf), donde la cultura no da un paso sin la muleta que le significa quien dirige la cultura estatal. El deporte obedece a quien encabeza el deporte en BCS, mientras las obras y su ponderación y priorización, así como todo lo que respecta a la infraestructura y desarrollo social, viene dirigido desde la ciudad de La Paz. Con todo y que en Mulegé no se haya instalado el mando único, la seguridad pública y tránsito municipal obedece a los mandos estatales desde lo logístico, lo económico y hasta lo político. El registro civil, entre otros tributos… también nos fue arrancado.

Sin embargo en lo más importante nos dejan solos. En lo que más nos duele muy adentro, nos han dejado solos. En lo que nos castra, nos han dejado solos… y no hay quien pare el nepotismo galopante que vive el XV Ayuntamiento de Mulegé, donde familias enteras –afines a la pareja oficial-, viven del presupuesto municipal que no alcanza para los compensados que ganan un mil doscientos pesos a la quincena –a los que les va bien.

No hay quien le haga entender a Pedro Osuna López, quien es el que ilegalmente toma las decisiones en Mulegé, que las quincenas atrasadas que les debe el Ayuntamiento a esos humildes trabajadores, se las tienen que pagar y, no solo a quien él decida, o a quien se le ponga de rodillas o, de plano, se comprometa a entregarle su dignidad sumándose a su eterna campaña electoral, la que ahora está direccionando –impunemente-, hacia la hija que cobra en el DIF. No hay pues mi estimado gobernador de BCS, Carlos Mendoza Davis, quien haga entender a la pareja municipal que con venganzas políticas, con frivolidades y una aberrante corrupción, no se gobierna a un pueblo cansado de tanta vejación. ¿Lo podrá hacer Usted?

Mosaico Político

Fumigación masiva en nuestra cabecera municipal… Bien por la Secretaría de Salud… Las frescas mañanas de otoño ya están aquí… “PARA mí, una brizna de hierba no vale menos que la tarea diurna de las estrellas, e igualmente perfecta es la hormiga, y así un grano de arena y el huevo del reyezuelo, y la rana arbórea es una obra maestra, digna de egregias personas, y la mora pudiera adornar los aposentos del cielo, y en mi mano la articulación más menuda hace burla de todas las máquinas, y la vaca, rumiando con inclinado testuz, es más bella que cualquier escultura; y un ratón es milagro capaz de asombrar a millones de infieles”. Walt Whitman (West Hills, condado de Suffolk, Nueva York, 31 de mayo de 1819 – Camden, Nueva Jersey, 26 de marzo de 1892)