Un negro 2017 para México

Inicia un nuevo año 2017 y los pronósticos en materia económica son desalentadores, las condiciones se están presentando obscuras, intimidantes, y con situaciones que dejan ver incertidumbre y temor a lo que se avecina.

Se ha creado y fortalecido un debacle económico mundial, donde nuestro país pleno en inseguridad, corrupción y desatino en las decisiones, se tambalea mucho más que otras economías del mundo.

Por un lado la incertidumbre, de ver en realidad que políticas públicas implementara Donald Trump con su exacerbado proteccionismo, provocan un futuro económico desfavorable para México, en especial sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), provocando en forma definitiva inseguridad para invertir en nuestro país, con efectos por consecuencia negativos para el crecimiento económico, situación que se explica claramente, ya que el 80 por ciento de las exportaciones mexicanas dependen del TLCAN, representando el 25 por ciento del PIB.

Por otro lado la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) informa que alzará la tasa de interés referencial, lo que implicará que el Banco de México (Banxico) la incrementará en consecuencia, por un lado para mantener atractivo los activos mexicanos, y por otro, para evitar presiones inflacionarias, ya que no podemos dejar de lado, que la depreciación del peso frente al dólar, tiene un reflejo indiscutible sobre los precios de los productos y servicios.

Por otra parte, las presiones sobre el peso seguirán causando daños, con incertidumbre total ahora que Trump asuma en forma oficial la presidencia, peso que tendrá volatilidad seguramente al alza por las políticas que aplicará el presidente estadounidense, donde según especialistas, nuestro país sería el mayor perjudicado, lo cual puede provocar que la presión sobre nuestra moneda llegue a niveles históricos.

Las predicciones son desalentadoras, se espera que para este 2017 el crecimiento del PIB se ubique en un rango de 1.7 a 2.3 por ciento, situación que deja ver la gravedad de lo que nos espera.

En pocas palabras la economía mexicana de desacelerará en este 2017, ya que se espera menor demanda de los productos mexicanos en EUA, menor gasto gubernamental y una política monetaria sumamente apretada, ya que Banxico al aumentar sus tasas de interés, implicará créditos más costosos, provocando una desaceleración de la economía.

Por lo pronto, todo deja ver que será este año sumamente difícil, que aunado a nuestras principales lacras que son la corrupción, la impunidad, y la falta de credibilidad y repudio hacia nuestras instituciones, se crea el ambiente perfecto para un año negro, pesado y difícil, para todos nosotros como mexicanos.

Todo sube, gasolina, luz, gas, etc. etc., nada se corrige, se justifican los aumentos, si bien es cierto por los incrementos en los precios internacionales, pero se deja de lado, como si fuera una burla cruel hacia la ciudadanía, ajustes presupuestales necesarios y reales a los partidos políticos, al INE, al Congreso de la Unión, tratando de envolvernos con discursos, pero con hechos y realidades efímeros, trillados y que no nos logran en ningún sentido convencer.

Negro 2017 nos espera, las lacras principales, como jinetes de la apocalipsis, la corrupción, la impunidad, la inseguridad, la demagogia, el servilismo, un futuro con mayor número de pobres y de inmensos multimillonarios, un país de contrastes lastimosos, un México negro para todos. Sin embargo, y como siempre, la mejor opinión es la de usted.