REFLEXIONES SOBRE EL PRESUPUESTO DE EGRESOS DE LA FEDERACIÓN EN 2016

 

Pese a los recortes anunciados del Gobierno Federal para nuestro país, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2016 será 1.5 por ciento mayor al del año 2015. El monto total del PEF será de 4 billones 763,874 millones de pesos, es decir, se gastarán 69,196 millones de pesos más. Esto nos hace suponer que el gobierno federal mantendrá la tendencia de aumentar el gasto público para obtener mayor crecimiento.

Aun cuando se dio un alza, nuestros legisladores aplicaron reducciones por 55,069 millones de pesos a diferentes dependencias del gobierno federal y del gasto no programable, reduciendo aportaciones a la seguridad social, con el 10.38 por ciento comparado con 2015, previsiones salariales y económicas, y participaciones federativas,  con un total de 37,489 millones de pesos, para un presupuesto de 2.43 billones de pesos.

En lo que respecta a las secretarías de estado, las que sufrieron impactos más importantes, fueron la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano que tuvo una reducción de 2,000 millones de pesos, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales con 1,800 millones de pesos menos, la Secretaría de Educación Pública se le recortaron 1,500 millones de pesos, a la Secretaría de Economía 1,000 millones de pesos y a la Secretaría de Turismo 700 millones de pesos.

En lo que respecta a los ramos autónomos, En el caso del Instituto Nacional de Estadística y Geografía se registró una significante disminución en su presupuesto: para el 2016 contará con 7,723 millones de pesos, que significan 9.12% menos de lo que tuvo en el 2015.

En lo que respecta a las entidades sujetas a control directo y que se refieren al IMSS e ISSSTE, como buena noticia tendrán recursos por 774,234 millones de pesos, monto 9.59% mayor a lo que obtuvo en el 2015.

En lo concerniente a las empresas productivas del Estado (Pemex y CFE), éstas tendrán un presupuesto de 862,179 millones de pesos, lo que representa 0.84% de lo que registró en 2015, estos recursos se conocen como presupuesto de transición.

Cifras y más cifras que nos llevarían muchas páginas para detallarlas, sin embargo, hay reducciones del presupuesto que en lo particular me preocupan de sobre manera, sobre todo si podemos observar en ello un impacto económico y social de importancia, como el caso de las reducciones de las previsiones salariales, es decir, el definitivo despido de mucha gente que labora en el gobierno federal, problemática que aunada a que se dio una disminución en las participaciones de los estados del país, traerá como consecuencia que tendrán también que recurrir a despidos masivos.

Lo anterior lo comento, porque se esperan cerca de 16 mil despidos de la burocracia federal, de los cuales aproximadamente 8 mil son mandos medios, los cuales vale destacar que desde el gobierno de Vicente Fox, no han recibido ningún incremento de salario, ni siquiera los que se han dado por el aumento de la inflación, donde 8 mil son personal sindicalizado, y los otros 8 mil restantes serán despidos de personal eventual, con un ahorro para el gobierno federal de acuerdo a lo que reportan de más de 7 mil millones de pesos.

Si analizamos lo anterior solo en los despidos federales, pensando que cada trabajador tenga por promedio de integrantes de su familia 3 personas, la afectación será de 48 mil personas que quedarían sin ingresos, más lo que se acumulen en los despidos de los gobiernos de los estados por la baja en las participaciones federales, la situación de complica aún más.

Entiendo que es definitivo que ante el desplome de los ingresos petroleros es necesario ajustar el gasto público, sin embargo me pregunto, ¿no habrá otros rubros que puedan ser de importancia para recortar el gasto y no impacten tan duramente al ciudadano mexicano?, ¿Por qué no recortar los apoyos a los partidos políticos?, ¿Por qué no hacer digno el salario de los legisladores?, ¿Por qué no reducir los salarios a los puestos altos de funcionarios?, ¿porque solo dañar a la clases trabajadora que recibe salarios bajos?.

Mire usted estimado lector, para dar un ejemplo, el PEF para 2016 del Poder Legislativo (que considera a la Cámara de Senadores, Cámara de Diputados y la Auditoria Superior de la Federación), es de más de 14 mil millones de pesos, el Instituto Nacional Electoral, tiene un presupuesto de más de 15 mil millones de pesos, si solo sumamos estos dos, nos arroja un total de más de 19 mil millones de pesos, si a estos les descontáramos tan solo el 15 por ciento, se estarían ahorrando casi 3 mil millones de pesos, además si a estos dos rubros les agregáramos la corrupción, donde México es el país más corrupto entre los 34 miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), y ocupa el lugar 95 de 168 países de acuerdo con la lista publicada por Transparencia Internacional, la cantidad se va al cielo, de ahí entonces, si usáramos la verdadera justicia social, las cosas serían muy diferentes y el país transitaría en otros niveles.

Para terminar solo le dejo a usted palabras de Benito Pablo Juárez García, las cuales se las presento con la intención de que reflexionemos, y no solo nosotros, sino nuestras autoridades:

“Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos, no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad. No pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes. No pueden improvisar fortunas, ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, disponiéndose a vivir, en la honrada medianía que proporciona la retribución que la ley les señala.”

Por otro lado, decía Adam Smith, filósofo y economista: “Todas las formas de gobierno son valoradas exclusivamente en la medida en que tienden a promover la felicidad de quienes bajo ellas viven”. Me pregunto, y creo muy respetuosamente debería peguntarse usted, ¿estará sucediendo esto en México?

Total, no nos queda otra más que esperar el día en que las políticas presupuestarias estén a favor del pueblo y no tan solo de unos cuantos, ¿o tendremos que reaccionar de alguna forma?, ¿no se supone que los legisladores deben luchar por nosotros?. Preguntas que hasta ahora no obtenemos respuesta y que nos siguen dejando en el limbo de la incertidumbre ciudadana. Sin embargo y como siempre, la mejor opinión es la de usted.