LAS GRAVES CONSECUENCIAS ECONOMICAS SI TRUMP GANA LA PRESIDENCIA

En nuestro vecino país del norte, Estados Unidos de Norteamérica (USA), se está llevando a cabo la sucesión presidencial, en donde entre las refriegas características de cualquier contienda política, está destacando un pseudo político llamado Donald Trump, un fascista en toda la extensión de la palabra, es decir, su ideología plasmada en un exacerbado nacionalismo, con desapego absoluto al reconocimiento de los derechos humanos, con un frenesí patriótico y enfermizo, sobre la necesidad de eliminar un peligro percibido como común en forma de enemigo, ya sean las minorías raciales, étnicas, religiosas, liberales, comunistas, socialistas, etc., con una obscena obsesión de la seguridad nacional y con el crimen y castigo por solo mencionar algunas.

La mayoría de nosotros como mexicanos, al enterarnos de todo lo que ha atacado éste personaje a nuestro país, nos causa el que le tengamos absoluto desprecio, creyendo en el fondo que no llegará a la casa blanca, y que por lo tanto sus declaraciones son solo un circo más dentro del ámbito del país del norte y en consecuencia no debiera interesarnos de más.

Sin embargo, ante lo que actualmente está sucediendo, existe una posibilidad, de que éste abrupto personaje llegue al poder del país más poderoso del mundo, y esto estimado lector, si llegará a suceder, nuestra nación se vería seriamente afectada, en especial, en materia económica, además de que su posible triunfo, traería como consecuencia una mayor crisis mundial, no hay que olvidar que en los tiempos de Hitler y Mussolini, el mundo los veía como algo muy poco probable que pudieran gobernar, y por desgracia, la historia nos ha hecho ver con claridad la desgracia que trajeron para el mundo.

Fíjese usted, las propuestas de Donald Trump son peligrosas para la economía de México y de los Estados Unidos, en principio, porque está dispuesto a iniciar una guerra comercial con nuestro país. ¿Por qué de esto?.

Primero, de acuerdo con cifras del INEGI, la realidad sobre el desequilibrio comercial entre México y Estados Unidos es aún más grave de lo que plantea Donald Trump, que afirma que EUA está perdiendo 58 mil millones de dólares. Los datos oficiales muestran que en 2015 México logró un superávit comercial con su vecino del norte por 121.985 miles de millones de dólares, mientras que en 2014 ascendió a 123.087 miles de millones de dólares. De hecho los superávits comerciales acumulados de México con Estados Unidos del año 2012 al 2015 suman 459.982 miles de millones de dólares, cantidad mucho mayor de la que Trump afirma, donde este superávit comercial de México con EUA es lo que nos permite financiar el déficit comercial que tenemos con las naciones asiáticas, el cual ascendió a -119.435 miles de millones de dólares durante el año 2015.

Con lo anterior, si llega este personaje a la presidencia de EUA, deberíamos como mexicanos estar seriamente preocupados, ya que aun cuando no gane, su discurso puede impactar en una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), donde se buscaría un comercio más equilibrado.

Si lo vemos por el lado de la Inversión Extranjera Directa (IED), según INEGI en el año de 2015, se recibió de EUA 15.078 miles de millones de dólares, lo que significa el 53.1 por ciento del total, demostrándose la clara dependencia que tenemos en éste rubro de nuestros vecinos del norte.

Por lo tanto, si éste tipo llega a la presidencia, podría desconocer el TLCAN, podría aumentar los aranceles como lo ha advertido hasta en un 45 por ciento, lo que implicaría que México no se quedaría de brazos cruzados y aumentaría los aranceles también a los productos provenientes de nuestro vecino del norte, por consecuencia inhibirían la inversión en México, con su consecuente falta de crecimiento económico y de empleo.

Si esto sucede, en EUA donde su comercio internacional representa el 13 por ciento de su PIB, afectaría sus posibilidades de crecimiento económico, causando inflación, limitando las  posibilidades de abastecerse de bienes intermedios y materias primas necesarios para la producción de bienes finales.

De ahí entonces, si se restringieran las importaciones estadounidenses de países como México, China, Japón, etc. Se daría un impacto en los precios de EUA, lo que en forma indiscutible perjudicaría a sus consumidores y empresas, de esa forma si las familias estadounidenses pierden capacidad de compra, recibirán un golpe terrible para su economía, provocando una recesión y por ende una depresión a la economía mundial.

Si a lo anterior, le aunamos su guerra demente contra los inmigrantes ilegales para deportarlos, los cuales suman aproximadamente 11 millones de personas, se provocaría una disminución de 3% en el tamaño de la población estadounidense, lo que significa menos consumidores y menos mano de obra barata, lo que sería un acicate más para la recesión americana y como es obvio una disminución importante en las remesas de dinero hacia nuestro país.

Como podrá usted observar estimado lector, la llegada de un personaje como Donald Trump, sumiría a EUA en una recesión, además de dañar economías como la nuestra. Nos debemos preguntar, ¿tendrán los estadounidenses la madurez necesaria para entender las consecuencias de no realizar adecuadamente su voto?.  Quizás así sea, y no nos suceda lo que la historia de la humanidad nos ha enseñado, pero que como humanos por desgracia sin memoria tendemos a olvidar. Sin embargo y como siempre, la mejor opinión es la de usted.