Reactiva Seguridad Pública de Los Cabos Unidad Canina “K9” para detectar drogas y rastrear a personas extraviadas

Redacción.- Con el propósito de promover acciones preventivas y detenciones tempranas, inhibiendo la venta de estupefacientes y la portación de armas, además del rastreo oportuno de personas extraviadas; la Dirección General de Seguridad Pública a través del Tercer Regidor Celestino Atienzo Beltrán, Presidente de la Comisión Edilicia de Turismo y Ciudades Hermanas, dieron a conocer la coordinación que ya existe de los elementos y sus compañeros caninos.

En una demostración de habilidades frente a Palacio Municipal, Atienzon Beltrán indicó, que el acercamiento se dio en su momento con el encargado del Despacho  de la Dirección Cmte. Cirilo Castro, quien se encontraba entusiasmado con la reactivación del Programa. Aseguró, que contar con perros entrenados en municipios como el nuestro le abona a la tranquilidad y al acercamiento con la sociedad. “Esperemos que en un futuro cercano se implementen operativos mochila en escuelas y recorridos por playas para contrarrestar la venta de droga en la zona turística”.

José Jorge Ontiveros Molina, titular de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal explicó, que el “Programa Policía Amigo” tiene como propósito propiciar un acercamiento directo con la comunidad, que la ciudadanía conozca el desempeño de las agentes de Proximidad Social y de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) que solo interviene en actividades de alto riego, por lo que se promueve entre los diversos niveles educativos el contacto directo con estudiantes y que estos a su vez comprendan la importancia de su existencia.

Especializados en la búsqueda e identificación de sustancias tóxicas, la Unidad K9 cuenta con numerosas intervenciones que han culminado exitosamente gracias a la preparación de sus integrantes, colaborando eficazmente dentro de otras corporaciones policiales en turnos ordinarios y en operativos especiales.

Entre las principales funciones se encuentran el servir como personal de apoyo policial, detectando sustancias de uso no autorizado como marihuana y drogas sintéticas como cocaína, heroína y crack por mencionar algunas, realizando presentaciones y demostraciones en escuelas, colegios y universidades, así como su participación en charlas preventivas.

A partir de 2008 se cumple con la directriz de entrenar equipos caninos en el área de explosivos y búsqueda de restos humanos.