Roba Delia

Pirotecnia Política: “El cínico quiere justificar su palabra expresando en cada caso lo único que él cree conocer, perdiendo de vista el conjunto de la realidad, y precisamente por eso destruye totalmente la realidad, y su palabra, aun cuando tenga la apariencia superficial de la exactitud, es falsa.” (Dietrich Bonhoeffer)

Como le debe estar pesando a ESTHELA PONCE BELTRÁN, el no haber revisado las cuentas que le heredó ROSA DELIA COTA MONTAÑO en el Ayuntamiento de La Paz, el no auditarlas, el no haber hecho “cacería de brujas”.

Dicen que en política a los adversarios hay que aniquilarlos, quemarlos en la hoguera de la opinión pública, resaltar sus errores y si hay delito, hasta encarcelarlos, como actos de justicia.

La política son ciclos, “los carniceros de hoy, serán las reses del mañana”, versa un adagio muy arraigado entre los grupos de poder, que elección tras elección, se disputan el poder político en Baja California Sur, que solo en ocasiones se cumple, porque no todos los gobiernos son corruptos y en el mejor de los casos, dejan herederos en el poder, lo que provoca una transición tersa y de valores entendidos, donde los trapos suelen lavarse en casa.
Aún se recuerda la llegada de ESTHELA PONCE al poder municipal, los priistas que sufrieron las humillaciones del ejercicio de poder de LEONEL COTA MONTAÑO, imploraron que a manera de venganza se realizaran auditorias y se satanizara a la hoy Diputada Local ROSA DELIA COTA MONTAÑO, incluso pedían cárcel, por delitos de malversación de fondos públicos y desvió de recursos federales de programas sociales, pero la ahora diputada federal, no hizo nada, cuando se sabía que si existían delitos que perseguir, es decir, la dejó vivir políticamente tranquila.

Si a decir de ROSA DELIA, ESTHELA PONCE BELTRÁN no tiene calidad moral para pronunciarse en apoyo a los Gobiernos de Baja California Sur, en el sentido de buscar presupuestos necesarios y suficientes, para solventar los problemas sociales de la entidad en lo general y de los paceños en particular, creo firmemente, que la diputada local perredista de la presente legislatura tampoco la tiene, sobre todo, si consideramos sus “logros” y pésimo ejercicio de poder cuando fue alcaldesa; la gente tiene memoria y si no fue a la cárcel, fue porque ESTHELA, no quiso, así de malagradecida es la política.

El “affaire” de ROSA DELIA y ESTHELA DE JESÚS, derivará sin duda, en el desenvolvimiento de acciones políticas, que dejaran secuelas en ambos grupos de poder, que no se le haga raro a ROSA DELIA ni a su par de asesores –es decir, a su hijo y su sobrino- que les refresquen la memoria en los próximos días y que tampoco le extrañe al mismo dirigente del PRD en Baja California Sur.

Para hablar, criticar, señalar y plantear con propiedad, sobre todo en política, se tiene que hacer con sustento o no tener la cola de paja en medio de la hoguera, con nada de eso cumple ROSA DELIA, quien después de su ridícula campaña, con miserables votos conseguidos, ahora anda buscando votos en la obscuridad de la política, pero se alumbra con fósforos, siendo que en esencia, su estructura política de espantapájaros no le ayuda mucho y saldrá chamuscada, sin duda alguna.
Aportaremos un dato, que pesa más que el pasado político que añora ROSA DELIA, durante su ejercicio de gobierno, en el año 2010, dejó son comprobar un gasto corriente por la cantidad de 308 millones de pesos, según publicaciones de la época, que siguen siendo un misterio.

La pobre ROSA DELIA, habla de calidad moral, de cinismo; si utilizamos el sentido común, la hermana de LEONEL y prominente militante del Partido de la Revolución Democrática, no sabe ni de qué habla o ve la paja en el ojo ajeno, como coloquialmente se dice; habría que preguntarle a la insigne diputada y poco perspicaz dama, sobre su opinión -aunque no sirva de nada- sobre el ejercicio de gobierno de su primo hermano JOSÉ ANTONIO AGÚNDEZ MONTAÑO, quien se presume anda amparado, a salto de mata, porque no quiere pasar por la misma vergüenza que su hermano NARCISO, al convertirse en huésped distinguido del CERESO “Country Club”, como lo define mi amigo Sergio Belmonte.

Ya veremos qué pasa con nuestra Diputada Local ROSA DELIA, a quien por extrañas razones, ESTHELA PONCE BELTRÁN, no la metió a la cárcel, situación que ahora tiene rebotes en las paredes de la política sudcaliforniana; la política es como el deporte, da por si misma segundas oportunidades, por eso se deben andar con pies de plomo, para no verse cínicos, miserables y faltos de calidad moral, antes de enfrentar nuevamente a sus adversarios y al electorado, quien es el que manda.
Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com

José Luis Puga Lizardi
Director General
www.radarpolitico.com.mx
“Lo que realmente importa”