EQUILIBRIOS / PILLOS EMPRENDEDORES

Jose Luis Puga

 

Pirotecnia Política: “El que quiera prosperar en sus negocios hágalos por sí mismo, y si quiere que todo le salga mal, no tiene más que confiarlos a manos ajenas.” (Benjamín Franklin)

 

Si el Senador de la República ISAÍAS GONZÁLEZ CUEVAS, tiene fundado su proyecto político en base a los alcances, que pueda tener ARMANDO COVARRUBIAS FLORES como operador de una red de asesores, cuyos salarios se pagan de las prerrogativas de los trabajadores afiliados a la Confederación de Obreros y Campesinos, evidentemente estará condenado al fracaso.

ARMANDO cuya máxima gloria política, es apellidarse como el ex gobernador del Estado sin tener una sola relación consanguínea, es el mismo personaje inodoro, incoloro e insípido, que operó proyectos productivos durante el Gobierno Municipal de ESTHELA PONCE, quién lo habilitó como Director de Desarrollo Económico; es el mismo individuo al que se le cayó la construcción del mentado mercado de productores que se instalaría en la comunidad de Chametla; de hecho, es la mente “brillante” que ideo que el estacionamiento del Ayuntamiento de La Paz, se convirtiera en  un tianguis, que no solo fracasó, sino que de forma ridícula, desapareció de la misma manera en que se esfumaron proyectos que bajo su tutela, fueron financiados y que jamás se construyeron, también fue el responsable de conseguir el dinero para la fuente danzante del Jardín Velasco ¿lo recuerdan?.

Rescatado por ESTHELA PONCE BELTRÁN entonces Presidenta Municipal de La Paz, cuando literalmente como empresario charro, en Cabo San Lucas principalmente no ganaba ni para comer, se dedicó a la consolidación de proyectos “inaterrizables” y los que logró concretar, en el mejor de los casos, fueron financiados y el dinero desapareció.

Si con este tipo de “bandidos” el Senador ISAÍAS GONZÁLEZ CUEVAS pretende crecer y posicionar su estructura con la mira puesta en 2018, no solo estará equivocando su estrategia mediática y política, sino que estará expuesto a que un día, un empresario emprendedor defraudado, le reclame de manera airada, no solo en lo personal.

Para el Gobierno Federal quien a través de la Secretaria de Economía e INADEM (Instituto Nacional del Emprendedor) promueve el programa de impulso a los pequeños empresarios, para que no solo tengan su propia empresa, sino que además tributen con un previo incentivo fiscal, debe ser una verdadera preocupación que unos “pillos” asesoren a incautos deseosos de prosperar o que sus programas queden en proyectos frustrados, no cristalizados e incluso, con ganancias solo para los asesores, como ese grupo de burocratizados, que viven de las aportaciones voluntarias de los trabajadores de la CROC.

Colocar a ARMANDO COVARRUBIAS FLORES para que impulse empresarios, buscando beneficios del Gobierno Federal para beneficiarlos, es como poner la iglesia en manos de MARTÍN LUTERO, es como darle las llaves de tu vivienda al ladrón del barrio, es como poner al coyote a cuidar las gallinas.

Da la impresión que los asesores, coordinadores, representantes y todos aquellos a los que ISAÍAS GONZÁLEZ CUEVAS mantiene y les paga, hasta los gastos de las oficinas de gestión, tienen al Senador de la República y líder nacional de la CROC más que engañado y eso es una verdadera pena, porque más allá de lo noble que sea la intención, al pretender apoyar con gestiones a quienes desean prosperar a través de una actividad productiva formal, por medio de este grupo de intermediarios, no solo impiden el libre acceso de los potenciales beneficiarios a los programas Federales; de hecho con su disque gestión desinteresada, tampoco ayudan en lo más mínimo y lo más pusilánime, es que pretendan sacarle raja política; así, no llegaran a ninguna parte.

Nadie sabe cuánto le cuesta a la CROC el mantener una estructura inoperante, tampoco enteran la cantidad de proyectos que han impulsado, de hecho no lo saben ni explicar, lo que si saben es simular un trabajo, que en esencia no produce nada y solo genera mermas, para una opción política que se supone pretenden posicionar, al menos para eso les pagan.

Insistimos, habrá ver hasta donde les alcanza este esquema arcaico, de hecho se tendrá que estar atento –sobre todo el Gobierno Federal- a este tipo de “gestiones” que bajo convenios o no, generan funciones de un grupo de asesores y gestores, que hasta en el discurso dicen no perseguir fines de lucro económico, porque el político está más que claro y ello no lo pueden negar.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico [email protected]