EQUILIBRIOS / PAN: LUCHA DE PODER

Pirotecnia Política: “La política es el arte de inventar un recurso a cada nuevo recurso de los contrarios, de convertir los reveses en fortuna; de adecuarse al momento presente, sin que la adecuación cueste el sacrificio, o la merma importante del ideal que se persigue; de cejar para tomar empuje; de caer sobre el enemigo, antes de que tenga sus ejércitos en fila, y su batalla preparada.” (José Martí)

 

Los panistas de Baja California Sur (BCS) aprendieron muy bien la lección; por aquello de que políticamente, más vale definirse desde un principio, si se puede desde un par de años antes prepararse, trabajar por objetivos, con una batuta ejecutiva más que definida y con liderazgo a prueba de todo.

Eso les dio excelentes resultados en el pasado proceso electoral, aquí en BCS, que de no haber sido por los pleitos familiares heredados de quien fuera la candidata del PAN en el distrito XV, que tiene cabecera en Guerrero Negro, la elección podría haberse calificado como perfecta.

El actual régimen se apresta a iniciar su verdadero ejercicio de poder, ya con un presupuesto propio, con su plan de desarrollo debidamente balanceado y consensuado, pero además con todas las herramientas técnicas y legales para hacer un Gobierno exitoso a la altura de las esperanzas de los sudcalifornianos de bien, que buscan que las condiciones de desarrollo y estabilidad económica, mejoren, de ese tamaño es el compromiso asumido.

En el aspecto político, la situación es un tanto extraña; mientras que los que se encuentran en tareas ejecutivas, administrativas y sociales, un día sí y el otro también, trabajan para darle orden a todo lo que se encontraron el mes de septiembre pasado, cuando ascendieron al poder, hay quienes desde ya, se desviven por demostrar su peso político, curiosamente no con trabajo real en beneficio de la gente, sino a través de la farándula política y no se diga en redes sociales, donde la falsa modestia, es más que obvia.

Lo único que avalará a los políticos que desde ahora anhelan otros puestos de elección, cuando aún ni “calientan” sus actuales posiciones, será el trabajo y los resultados, eso también les podría generar en su momento los respaldos económicos y políticos necesarios, para buscar cristalizar sus intenciones, pero de ahí a que eso ocurra, andar como “pavorreales” no les garantiza absolutamente nada, incluso corren el riesgo de que su jerarca político les demuestre quien es el jefe, porque no se mandan solos.

Una larga lista engrosaría sin sentido esta columna, de hecho hasta resultaría ocioso mencionarlos, lo curioso del caso es que ninguno de los que hasta hoy sostienen que quieren ser alcaldes, han realizado algo que los haga sobresalir por sus propias acciones y eso ahora, la ciudadanía lo ve, lo comenta y lo critica fuertemente.

En contrasentido, si la estrategia es alentar políticamente estas aspiraciones, obviamente es una maniobra fuera de tiempo, sin coyunturas que la alimenten y que carece de todo perspicacia.

No es posible que mientras los alcaldes de Comondú, La Paz y Los Cabos, afanosamente buscan  salir del desastre en el que encontraron las administraciones que ahora encabezan –según sus propias palabras-, reordenando y recortando financieramente el gasto hasta donde les alcanza, mientras que en contraparte, como “cuchillito de palo” e inflados por la circunstancias, ya hay quienes los quieren sustituir.

En el año 2018 habrá Elección Local y Federal, ahora empatadas por la armonización de la ley electoral y el ajuste de tiempos, realizando después de la reforma consumada por la pasada legislatura; se habrá de elegir Presidente de la República, 3 Senadores de la República, dos de mayoría y uno de primera minoría o de representación proporcional, incluso se habla aquí en Baja California Sur de un Senador plurinominal, 2 Diputados Federales más los que se logren colocar por la vía plurinominal, además de los 21 diputados locales, los 5 alcaldes y los cabildos, es decir habrá margen para la operación política, que aquí deberá ser con bisturí y con una idea clara de que las elecciones se ganan con votos, no con caras bonita o por apariciones en Facebook.

Ya veremos cómo definen sus cuestiones los panistas de Baja California Sur.

Aquí hay jefe, aquí hay control, hay una Dirigencia partidista que bajo los propios esquemas de trabajo, tendrá que hacer su función, abrir o cerrar la válvula de la acción política, a fin de lograr los sanos equilibrios entre sus “actores”, aunque algunos parecen artistas.

Pareciera que los enemigos de los panistas, no son los que representan 87 mil votos duros, sino ellos mismos, porque hay quienes se empeñan en estropear sin ninguna acción de peso político que les avale, el proyecto que se supone está planteado a 24 años, según las palabras que expresara en alguna ocasión, HERMINIO CORRAL ESTRADA. Así las cosas.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com