EQUILIBRIOS / ¡NO LES HARÁN NADA!

Pirotecnia Política: “Veamos ahora el desorden, lo que las gentes sensatas llaman desorden. Es la protesta del pueblo contra el innoble orden presente, la protesta para romper las cadenas, destruir los obstáculos y marchar luchando hacia un provenir mejor. El desorden es el timbre más glorioso que la humanidad tiene en su historia.” (Piotr Kropotkin)

 

Tengo la ligera impresión de que a JOSÉ ANTONIO AGÚNDEZ MONTAÑO, GUILLERMO SANTILLÁN MEZA, mucho menos a ESTHELA DE JESÚS PONCE BELTRÁN no les harán nada; de hecho la hipótesis de que eso suceda, cada día gana terreno en la perspicacia del electorado, que desde un principio creyó todo lo que se dijo, aunque ahora vea, que solo pasa el tiempo, sin que se sepa bien a bien los detalles de todo aquello que se señaló, generando con su accionar, más dudas que certezas.

Los sudcalifornianos, ya se saboreaban la fotografía tras las rejas de los ex presidentes municipales en mención y varios de sus funcionarios.

Más allá del inicio (en noviembre de 2015) de las “Auditorias Forenses”, nadie sabe el estatus del proceso, porque las autoridades simple y sencillamente aparentan haberle dado carpetazo, aunque en el fondo se deduce que es parte de la estrategia, porque hay quien expresa con firmeza, que de esta acción saldrá información delicada y comprometedora para los que ya no son gobierno, aunque la duda prevalezca.

De la sed de justicia, por lo revelado por las actuales autoridades se pasó ya, a la incredulidad y eso no generará cosas positivas. A pasado ya el tiempo justo y necesario, como para que se den a conocer los resultados de las investigaciones minuciosas a las cuentas públicas de estos tres Ayuntamientos, pero sobre todo para saber que “harán” con esa información que ya deben tener en sus manos y que costó –por cierto- cientos de miles de pesos, algunos ya suponen que millones.

Gastar dinero del presupuesto para auditar los manejos financieros de los ex presidentes municipales, deberá dar pie a la integración de denuncias en los casos que así valoren las actuales autoridades, en caso contrario de nada serviría administrativa y menos políticamente, tanto gasto económico, así como tampoco el propio desgaste al que se sometieron, haciendo públicos los desaseos de sus antecesores.

ANTURO DE LA ROSA ESCALANTE, ARMANDO MARTÍNEZ VEGA y CECILIA LÓPEZ GONZÁLEZ – o quien mande en Mulegé-, deberán canalizar su estrategia y retomar con firmeza lo que públicamente han reconocido, es decir, que están a favor de la transparencia y la rendición de cuentas, y que como resultados de esta política pública, los responsables del saqueo a las arcas municipales que hoy dirigen, vayan a un reclusorio y en el mejor de los casos, que repongan el daño causado al erario, pero sobre todo, que paguen por el fraude perpetrado, por quienes por más de cuatro años, despacharon desde las presidencias municipales.

Sería un verdadero desperdicio económico y político, el hecho de que todo quedara en intensiones o deseos.

Si la información que se dio a conocer en un principio tiene sustento y lo validan las auditorias forenses, que hasta ahora solo son algo así como el “petate del muerto”, quizás en los próximos días, todo este escenario registre un viraje inesperado, por propios y extraños, que aunque se sospecha que no pasará a mayores, hay quien muestra algo más que miedo.

Nunca en la historia político-administrativa de Baja California Sur, los gobiernos municipales tuvieron la oportunidad de fundamentar un verdadero precedente de rendición de cuentas; la percepción ciudadanía es de amalgamar a los políticos con la corrupción, es tiempo ya, de que aquí se sienten las bases de una verdadera transparencia y que la gente de bien, tome el control del quehacer político, para que los “pillos” estén en la cárcel o pagando administrativamente sus fechorías.

¿Cuándo los gobiernos darán a conocer los resultados de las “Auditorias forenses”? ¿Cuándo se presentaran las demandas? ¿Cuándo iniciaran los juicios? ¿A quiénes acusarán? ¿Alguien pisará la cárcel? A pesar de la incredulidad que comienza a apoderarse del ciudadano común y de uno que otro político también, están ahora los principales actores de esta trama en posibilidades reales de hacer algo al respecto, antes que los delitos que supuestamente señalaron en su tiempo, prescriban; deben ya, generar certidumbre para que la ciudadanía los respalde ahora y en un futuro, ni se diga.

Ya veremos qué pasa; insistimos aún en éste clima de incredulidad, hay quien expresa –sobre todo gente cercana a estos Gobiernos- que está a punto de “explotar la bomba mediática” político-administrativa, ya daremos cuenta de quién y cómo inicia el desdoble –de realizarse, claro está- para que vía las instituciones, todos los desaseos e irregularidades, se paguen; se tiene que dar una rendición de cuentas, bajo esquemas de justicia claros, prontos y expeditos.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com