EQUILIBRIOS / LA DESALADORA

Pirotecnia Política: Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales. (Aristóteles)

El proceso legislativo que permitirá al Ayuntamiento de Los Cabos, solicitar dos líneas de crédito por 5 mil 200 millones de pesos, tendrá que realizarse de nuevo, ya que lo efectuado carece de toda validez legal por haberse aprobado por un Congreso constituido de forma ilegítima por caprichos, revanchismos políticos,  una marcada ambición y una pésima interpretación de la ley por parte de los Diputados Sin Partido, Partido del Trabajo y del Movimiento de Regeneración Nacional.

Ayer una juez federal disolvió la resolución del “Juicio Político” orquestado por RAMIRO RUÍZ FLORES y CARLOS VAN WORMER RUÍZ, lo que significa que el Congreso se deberá conformar –una vez más- legalmente con los 21 diputados propietarios, ya que todo lo realizado con anterioridad, sin la participación de DANIELA RUBIO, PERLA FLORES LEYVA, LORENIA MONTAÑO, JOSÉ LUIS PERPULI, RIGOBERTO MURILLO AGUILAR, ELIZABETH ROCHA, MARISELA PINEDA y ANITA BELTRÁN, carece de legalidad.

El tema de la planta desaladora de agua para Cabo San Lucas, es de urgente resolución y lo saben todos los involucrados, desde el Gobernador CARLOS MENDOZA DAVIS, la Presidente Municipal de Los Cabos ARMIDA CASTRO GUZMÁN, así lo deben entender y asumir también los dos legisladores que traen “enredada la piola” en el Poder Legislativo, RAMIRO y “El Chaky” VAN WORMER, los principales responsables de lo que se hace y deja de hacerse en el Congreso del Estado.

Ayer la Alcaldesa de Los Cabos ARMIDA CASTRO, argumentó que el Proyecto de la Planta Desaladora para Cabo San Lucas, no se detendrá y en eso coincide el Gobernador CARLOS MENDOZA, quien urgió al Congreso a “reponer la sesión” y que el poder legislativo se constituya en la legalidad para atender con premura este tema sensible y de necesaria atención.

Por la magnitud del beneficio colectivo que tendrá para los habitantes de Cabo San Lucas, una nueva  Planta Desaladora, nadie en su sano juicio se opone a un endeudamiento a 25 años, por un monto de 5 mil 200 millones de pesos en dos líneas de crédito; por un lado el tema que garantizará 250 litros por segundo a la red de distribución de agua potable en esta ciudad y por otro, el financiamiento del proyecto de Mejora Integral de Gestión; sí el Congreso se constituye legalmente en las próximas horas, es un  hecho que el aval para el financiamiento de ambos proyectos, será por unanimidad; de ese tamaño es el compromiso y respaldo.

Si RAMIRO RUÍZ  y “El Chaky” VAN WORMER, asumen con responsabilidad lo dictaminado por la justicia federal y si en realidad sienten un compromiso social, moral y político con los habitantes que dicen representar en el Congreso del Estado, deberán hacer lo que le ley mandata, de lo contrario, serán los únicos responsables de todas las consecuencias que sus “berrinches políticos” están provocando, como el hartazgo de una sociedad que aspira a obtener resultados tangibles de sus representantes populares y que hasta hoy, solo han denigrado lo que dicen personificar y para lo que fueron electos.

El tema de una autorización crediticia para la planta desaladora al Ayuntamiento de Los Cabos, debe ocupar al poder legislativo y ser un canal de soluciones y no un dique que imposibilite mejorar las condiciones de vida de cientos de miles de cabeños que aspiran a tener el vital líquido en sus hogares; el asunto es legal y político; RAMIRO, “El Chaky” y todos sus cómplices en el Congreso de Baja California Sur, tienen que acatar la ley. Ya veremos si la cumplen realizando su función o tras las rejas por desacato.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com