EQUILIBRIOS / ESTHELA ¡LOS ENEMIGOS!

Pirotecnia Política: Pido que me juzguen por los enemigos que he hecho (Franklin Roosevelt)

A ESTHELA PONCE BELTRÁN, no le otorgaron un amparo porque simple y sencillamente, no lo necesita; la errónea percepción originada por la decisión de la justicia federal de no brindar protección legal, ya quedó debidamente resuelta; la ex presidenta municipal de La Paz, hasta donde se sabe se encuentra en esta ciudad atendiendo negocios, operando temas de índole político y consultorías.

Evidentemente serán las autoridades legales las que determinen en su momento los temas que tienen que ver con denuncias interpuestas contra ella por hechos registrados durante el periodo que fungió como Edil de la Capital de Baja California Sur y es el aspecto político lo que queda en evidencia.

Existen dos hipótesis sobre  el desgaste que pretenden aplicarle a la ex priista ESTHELA PONCE, ya que son precisamente cuadros tricolores sus adversarios, aunque no se descarta la presunción de que sean personajes incrustados en la alta burocracia local, quienes estén más interesados en provocar un deterioro por su cercanía con el Ejecutivo Estatal, al que ayudó en la construcción de su triunfo electoral.

Nadie puede negar la cercanía de ESTHELA con el Gobernador VÍCTOR CASTRO COSÍO, obviamente en este caso la forma es fondo; está más que claro que PONCE BELTRÁN conserva muchos amigos y que es un ente político con vigencia; su sapiencia y capacidad operativa, le merece un reconocimiento por sus ahora compañeros de lucha; también están ahí sus enemigos, los que quieren verla fuera de la vida pública y es que en el transitar político son inevitables las afectaciones producto de las disputas.

ESTHELA PONCE BELTRÁN, no está en el escenario político sudcaliforniano como un actor principal, pero sin duda que el nivel que ostenta producto de un triunfo electoral que está transformando Baja California Sur, le permite estar en la mira de sus malquerientes.

Los que quieren ver a ESTHELA PONCE en la cárcel, quizás se queden con las ganas y prueba de ello fue que el tema del amparo, solo ratificó que su estatus legal no es como para andar huyendo y escondiéndose como pretende hacerse ver; la justicia está haciendo su trabajo y como siempre ocurre en estos casos, llegará el tiempo en que pondrá a cada uno en su lugar.

Si en la física a toda acción corresponde una reacción, en política es similar; ESTHELA PONCE podrá no ser “santo de devoción” para sus ahora adversarios, quienes anteriormente fueron socios y aliados, algunos de ellos hasta sus pupilos; solo el tiempo dictará los pasos a seguir en el terreno político, porque en lo judicial que es el tema pendiente -y que trae ocupados a más de tres- las cosas llegarán a su final el día que se emita sentencia y entonces sí, se podrá hablar de culpabilidad o inocencia, ya que hasta la fecha todo son presunciones. Ya veremos.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico [email protected]