EQUILIBRIOS / EPB ¿ES UN PRETEXTO?

Pirotecnia Política: “Es inútil hablar de los intereses de la comunidad, sin entender cuál es el interés de la persona.” (Jeremy Bentham)

La Diputada Federal ESTHELA PONCE BELTRÁN ha caído en la desgracia política, pero sus adversarios no han logrado desaparecerla del escenario local; ella a pesar de las circunstancias se mantiene  a “flote” por sus habilidades, pero también por sus relaciones de gran calado con los grandes personajes del Partido Revolucionario Institucional, consumando de esta manera la máxima en política de cumplir, para que le cumplan.

Las acusaciones, denuncias, demandas y todo lo que se derivó de la auditoria que fue practicada por la administración municipal de La Paz, que encabeza ARMANDO MARTÍNEZ VEGA y que como resultado arrojó una supuesta malversación de fondos públicos, peculado y varios delitos más que concluyeron en los faltantes de 1, 400 millones de pesos, es un lastre que pesa sobra la ex alcaldesa ESTHELA PONCE BELTRÁN pero también en el Presidente Municipal, quién ahora deberá acelerar legalmente el proceso, porque la ciudadanía lo que desea en este sentido, es que se aclare el destino de ese dinero y los tiempos políticos apremian; es decir, urge que el asunto tome su ruta hacia la resolución y sentencia.

Si ESTHELA PONCE no va a la cárcel, que sea porque en verdad es inocente, comprobar lo contrario es responsabilidad de la parte acusadora.

Las prácticas dilatorias en este tipo de procesos donde se argumentan en lo general casos de corrupción, son situaciones comunes que deben ser atendidas por la parte acusadora y si existen autoridades que están siendo omisas, también habría que denunciarlas porque cabe la posibilidad de que al tiempo termine disolviéndose el posible castigo o la presunta inocencia para el señalado, según se quiera ver.

Si las autoridades municipales de La Paz, tienen legalmente posibilidades de castigar a los responsables de la “desaparición” de esos millones de pesos, tendrán que demostrarlo a plenitud, porque si eso se les revierte por falta de pruebas, por llevar mal el proceso e incluso, por integrar mal las acusaciones ante la autoridad, el efecto negativo terminaría por perturbarlos de forma considerable; de ese tamaño es la responsabilidad del Alcalde que está a punto de llegar a la mitad de su periodo.

Es evidente que siendo ESTHELA PONCE BELTRÁN un activo para el Partido Revolucionario Institucional, buscará en el proceso de 2018 convertirse en Senadora de la Republica, dicen que por la vía plurinominal, lo que sería su única vía, aunque tendría el impedimento de poseer una investigación y denuncia abierta ante la Procuraduría General de la Republica y su organismo de combate a la corrupción; si se parte de esta hipótesis, tenemos que dentro de la estrategia legal de PONCE BELTRÁN deberá estar el que se resuelva esta situación legal, pero a la brevedad, máxime si es verdad lo que se dice en los alegatos de su gente, cuando se plantea su presunta inocencia y que además, se tiene la documentación necesaria para comprobarlo.

Las carencias del actual Gobierno Municipal de La Paz, tienen una culpable desde la perspectiva del Presidente Municipal y su gabinete; si metiendo a la cárcel a ESTHELA PONCE se solucionaran sus problemas económicos y se brindara en lo general un servicio público más eficiente, también deberán apurar sus pendientes, es la única forma de recobrar la confianza de la ciudadanía y no tienen de otra.

¿Cómo se desdoblará esta situación? por lo pronto la gente de ESTHELA PONCE ya se prepara para una campaña federal más, andan reorganizando y haciendo alianzas que le den poder y vigencia política, quiere ser Senadora de la República es parte de los deseos que espera le cumplan, además de jugar sus fichas en el ámbito local, mientras que la parte acusadora encabezada por ARMANDO MARTÍNEZ VEGA, se debate en sí atender la demanda ciudadana de tener un gobierno eficaz e impulsando –cueste lo que cueste- a un grupo de asesores que aparentemente están perdiendo la batalla legal y que políticamente los está perjudicando, en este sentido, cuando logren un equilibrio en su prioridades, quizás salgan de ostracismo y la perspectiva ciudadana, cambie en su beneficio. Ya veremos.