EQUILIBRIOS / CAMBIOS ¿CON LOS MISMOS?

Pirotecnia Política: Nadie se baña en el río dos veces porque todo cambia en el río y en el que se baña. (Heráclito de Efeso)

La idea romántica de que con el cambio de régimen político, paralelamente también se da una renovación en el organigrama de Gobierno con nuevos perfiles que habrán de hacer funciones de servidores públicos, siempre ha quedado en una ilusión que al final de cuentas termina por disiparse por la alta dosis de realidad, producto de negociaciones políticas entre grupos de poder.

En las próximas semanas, los sudcalifornianos seremos testigos de “cambios” en la estructura  de los cinco Ayuntamientos, Congreso Local y Gobierno de Baja California Sur; aunque no hay nada definido aún –y sí lo hay, no se sabe- cuando se den a conocer los personajes que lograrán las posiciones más importantes, las expresiones serán las de siempre ¡otra vez los mismos!

Las expectativas creadas por los que plantearon la transformación de la vida política y pública de la Entidad, fueron elevadísimas y el cambio prometido tiene que darse, porque así se comprometieron; en los casos que aplica, es obvio que para poder cumplir todos los compromisos contraídos con la gente que los respaldó de forma masiva y también a quienes no votaron por ellos, se tendrá que “echar mano” de los mejores hombres y mujeres, que además de cumplir con el perfil profesional, también cumplan con no mentir, no robar y no traicionar.

En plena etapa de entrega recepción, es tiempo propicio para iniciar con la conformación del Gabinete Estatal y Ayuntamientos; por su importancia económica y política es la estructura de servidores públicos estatales y municipales que serán designados en La Paz y Los Cabos, donde se pondrá especial interés.

Hay quien espera sorpresas en cuanto a la aparición de nuevas caras dentro de la función pública y para saber con puntualidad cuáles fueron las decisiones que se tomaron, solo faltan algunas semanas.

El principal obstáculo al que se habrán de enfrentar quienes ganaron las elecciones en junio pasado, es la exigencia de cuotas de poder de los grupos que fueron llamados y convencidos para colaborar en favor de los proyectos ganadores; “no hay amor sin interés” y eso será el primer impedimento que se tendrá al decidir los nombramientos; pronto se despejará la incógnita. Ya veremos.

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico [email protected]