EQUILIBRIOS / BCS ¡REHÉN DE NADIE!

Pirotecnia Política: “Siempre he procurado hacer cuanto ha estado en mi mano para defender y sostener nuestras instituciones. He demostrado en mi vida pública que sirvo lealmente a mi patria y que amo la libertad. Ha sido mi único fin proponeros lo que creo mejor para vuestros más caros intereses, que son afianzar la paz en el porvenir y consolidar nuestras instituciones”. (Benito Juárez García)

Baja California Sur no puede ser rehén de nadie; ni de grupos políticos, empresariales o ambientalistas, con claros intereses financieros en zonas de alta plusvalía y de enorme potencial para el desarrollo económico; insistimos no se puede estar bajo situaciones condicionantes de “personajes” de no muy claras representaciones, que se accionan con claro y parcial interés, en detrimento de la inmensa mayoría de ciudadanos, que desean no solo un Estado fuerte, sino que además, anhelan vivir mejor.
Los esfuerzos del Gobierno de BCS, están dedicados a las tareas de organizar adecuadamente las políticas públicas, buscando alinear los esfuerzos de los tres órdenes de Gobierno y empeñado en resolver los problemas sociales de los sudcalifornianos; ese es su discurso y en los hechos, de a poco se está reflejando su intención.
Habrá que preguntarle a los demás grupos de interés asentados en Baja California Sur, sobre el sentido de sus voluntades, muchos, en su mayoría demuestran una operación reaccionaria, que impide el crecimiento y el desarrollo económico de diversas regiones de Baja California Sur, principalmente en los dos Municipios del sur del Estado y ello, es lo más lamentable.
En aras de proteger con su bandera de color “verde” por lo ecológico, pero también verde, por la moneda estadounidense, algunos “grupos de interés” han sido selectivos en sus protestas, exigencias y demandas (sic), porque mientras se desviven por defender el agua de la Sierra de La Laguna y los derechos de una concesión de zona federal marítimo terrestre en Punta Lobos en Todos Santos –por ejemplo-, los problemas de ésta índole en otras regiones de la entidad no les importan, por la evidente situación de que los intereses económicos que los respaldan, no están en esas regiones, así de claro; tan obvias son sus ambigüedades ambientales, que se asumen como mártires del agua y respiran aire de mala calidad, contaminado por la industria que genera electricidad, en un acto de total sometimiento e incongruencia.
Para que a Baja California Sur y a su gente le vaya bien, es necesario explotar al máximo las ventajas competitivas que se tienen, pero es obvio que el Gobierno del Estado no puede solo, pero deja en claro con su actuar, que legalmente está haciendo lo que le corresponde; de hecho, las leyes propuestas y enviadas al Congreso, ya están en trámite para aprobarse bajo los protocolos legislativos de rigor y estas son en materia de Fomento Económico, Asociaciones Público-Privadas y de Mejora Regulatoria.
Toda esta plataforma legal que se está impulsando de manera seria, tiene sus principios básicos en atraer inversión, generar empleo, ampliar la comercialización interna en la Entidad y fortalecer a los sectores productivos, todo ello con un respeto al marco legal normativo y con total apego a todo lo que tenga que ver con sustentabilidad y preservando ante todo, bajo cualquier circunstancia, el entorno ecológico.
Los altos potenciales de nuestra región, son los recursos naturales, seria en contrasentido que ahora el Gobierno del Estado y los ayuntamientos pretendieran destruir lo que se tiene y que es la principal carta de presentación, ante el mundo.
Está llegando el tiempo de hacer valer las leyes en todos los sentidos, se tiene que garantizar el estado de derecho sin cortapisas; Baja California Sur y los Sudcalifornianos merecen mejores condiciones y ello solo lo dará el trabajo arduo, que fortalecería económicamente éste terruño, pero también, la mano firme de sus Gobiernos.
Baja California Sur no está tan mal, con legalidad, orden, respeto, competencia económica y comercial, se puede aspirar a estar mejor en todos los sentidos y resolver de fondo, los problemas sociales más importantes de las familias Sucalifornianas.
De entrada la mano del Gobierno de Baja California Sur, está extendida para quién desee solidarizarse con el esfuerzo de darle un mejor futuro, como versa su eslogan; pero también deberá estar firme para impedir que esta región de México no sea rehén de nadie e impedir que esté bajo el yugo de minorías, que afecten a las mayorías.
El principal aval que tiene el Gobierno de CARLOS MENDOZA DAVIS, sin duda, es el que le brindó el pueblo en la jornada electoral de la que resultó electo.
Ya veremos qué pasa, sin duda será interesante ver como se darán las cosas en materia económica, convertida ahora en una de las principales políticas públicas de la presente Administración Estatal.
Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com