Diputados ¡80 Millones!

Pirotecnia Política: “El hombre no puede ser libre si no sabe que está sujeto a la necesidad, porque su libertad que ganó siempre fueron intentos de liberarse de la necesidad.” (Hannah Arendt)

En el presupuesto de egresos de la federación para el 2016, se contempla una partida de diez mil millones de pesos, que será asignada a cada uno de los Diputados Federales, es decir a los 300 de mayoría relativa y para los 200 de representación proporcional; para el caso que nos ocupa, tenemos que JISELA PÁES MARTÍNEZ, ERNESTO IBARRA MONTOYA, HERMINIO CORRAL ESTRADA y ESTHELA PONCE BELTRÁN, podrán resolver “compromisos” de campaña principalmente en Ayuntamientos, hasta por veinte millones de pesos cada uno.

La noticia que fue relevante a nivel nacional, sobre todo porque la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, le prometió a cada legislador federal esos veinte millones de pesos, para que le aprobaran sin mayores contratiempos su proyecto de presupuesto de egresos de la federación, pero viéndose benevolente, justificó los millones, argumentando que así podrían resolver sus compromisos de campaña, cuando se supone que ellos no se comprometen, porque su actuar es legislativo, no ejecutivo, pero si los de mayoría en esencia no podían comprometerse cuando pidieron el voto, los legisladores plurinominales menos y en Baja California Sur, tenemos dos.

El dinero que se asignó a cada diputado, que en el caso del Estado son los cuatro mencionados líneas arriba, será canalizado vía el fondo de fortalecimiento de entidades federativas y municipios (FORTAMUN), por lo que los Alcaldes de Baja California Sur, deberán presentar proyectos y estudios técnicos de factibilidad para ser “fondeados” por estos recursos “extraordinarios”, que por cierto, aún no tienen reglas de operación y que se supone, busca acabar con los “moches” que con anterioridad eran la ganancia neta de los diputados federales, que hacían las veces de gestor y que al conseguir que se consolidaran proyectos de manera prácticamente directa, negociando en comisiones parlamentarias en San Lázaro obtenían dinero fresco, en una clara muestra de corrupción al más alto nivel.

Ochenta Millones de pesos, es una verdadera miseria para las demandas sociales que se tienen en Mulegé, Loreto, Comondú, La Paz y Los Cabos, donde a pesar de los esfuerzos de siempre, los rezagos son cada vez más evidentes y si a eso le sumamos, que entre las demandas hay prioridades, tenemos que no se puede esperar que se hagan “milagros” con este dinero; en lo que si hay que estar atentos, es en el tipo de obras que se impulsarán y quién o quienes las realizarán, porque con eso de que no hay reglas de operación claras, ese dinero extrañamente aplicado, genera muchas desconfianzas.

¿Cuál será el esquema que utilizaran los diputados federales por Baja California Sur? ¿Qué tipo de negociación realizaran con los alcaldes y alcaldesas? si electoralmente La Paz y Los Cabos representan aproximadamente el 77% del electorado y en número de habitantes en general, un porcentaje similar, ello significa que los menos beneficiados serán como siempre, los municipios del norte.

Presumiblemente estos 80 millones de pesos adicionales al presupuesto, en parte asignado y negociado por el Gobernador CARLOS MENDOZA DAVIS y por el propio Secretario de Finanzas ISIDRO JORDÁN MOYRÓN, serán aplicados en el rubro que contempla el ramo 23 y está por definirse si se aplicarán vía el Gobierno del Estado, lo que generaría ciertas garantías; pero esta extraña manera de negociar la aprobación del presupuesto de egresos de la federación, asignando 20 millones de pesos por diputados para que resuelvan compromisos de “campaña”, no deja de ser un tema escabroso y bastante maloliente por su concepción.

Ya veremos cómo aplican estos recursos y sobre todo, observaremos a detalle como es que HERMINIO, ESTHELA, JISELA e IBARRA, cumplen sus “compromisos” (sic) con los sudcalifornianos.

​Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónico jlpuga@radarpolitico.com  ​