Actitud Cabeña

Pirotecnia Política: “La conciencia negra es una actitud mental y una forma de vida, la llamada más positiva a emanar del mundo negro por un largo tiempo.” (Steve Biko)

Las no tan viejas historias del otrora poder económico del Gobierno Municipal de Los Cabos, son letra muerta.

Aquella versión de que el Ayuntamiento de Los Cabos manejaba recursos económicos propios, en cantidades similares al presupuesto de egresos del Gobierno del Estado de Baja California Sur, está sepultada por el cinismo y la corrupción, aderezada por la malversación de fondos públicos, que en el gobierno perredista de JOSÉ ANTONIO AGÚNDEZ MONTAÑO, se dio.

Hoy sabemos que la deuda institucional del H. Ayuntamiento de Los Cabos es superior a los 1 mil millones de pesos, también que las arcas municipales a decir del alcalde, están saqueadas, que le dejaron una herencia de más de 300 trabajadores sindicalizados (nuevos) que representan más de 2 millones de pesos de nómina mensual, entre otras fechorías, como los gastos simulados antes, durante y después del huracán Odile, sin olvidar el “robo del siglo” perpetrado por el hoy prófugo y ex titular de las finanzas cabeñas TATO MANRIQUEZ AMADOR.

La única manera que tiene ARTURO DE LA ROSA ESCALANTE presidente municipal de Los Cabos, de generar confianza en la ciudadanía y que ello se traduzca en credibilidad de sus acciones de gobierno, es que los responsables de toda esta situación, vayan a la cárcel.

De esta manera sin que se trate de un asunto de “cacería de brujas”, se tiene que transparentar todos los procesos de auditorías forenses que según anunciaron, se estarán realizando. La ciudadanía tiene que enterarse de cómo quedó el gobierno municipal después de la administración pasada, en tanto la ciudadanía no tenga elementos de juicio generados por los trabajos de fiscalización y mientras nadie quede en calidad de indiciado, poco o nada podrá hacer, para enderezar su ejercicio de gobierno y nomás “quejándose”, menos.

A la crisis económica, de la que se gimotean en el Gobierno Municipal de Los Cabos, se le suma la crisis de credibilidad, por dos motivos, en primer lugar porque el alcalde perteneció en su momento al GRUPO LOS CABOS en su pasado político reciente y por la conformación de su gabinete, que no deja lugar a dudas, de lo que aquí se sostiene.

En Los Cabos, aquel “rollito” del cambio de actitud, de la actitud positiva, ya comienza a enfadar y eso que tienen dos semanas de gobierno, la gente pide resultados ya en todos los sentidos, de hecho, los comentarios más críticos acusan de falta de carácter, para tomar decisiones y acciones que den aliento, de que al menos por sed de justicia, no quede.

El compromiso que tiene ARTURO DE LA ROSA, no es con el grupo de ex amigos o con sus amigos, que hasta la fecha lo siguen siendo y que le acompañaran en esta responsabilidad, ello lo debe tener claro; si le tiembla la mano al alcalde cabeño, no solo quedará mal ante quienes votaron por él y lo hicieron ganar, quedará mal también, ante los ojos de todos los sudcalifornianos.

Si el alcalde hace lo políticamente correcto, independientemente del origen de sus funcionarios –criticados de más, por cierto-, pero a quienes les tiene toda la confianza, sus alicaídos bonos subirán como la espuma y ello les permitirá mejorar la recaudación, que les dará recursos frescos, con los que podrá hacer obra pública, resolver las necesidades sociales, mejorar servicios públicos y la seguridad de los habitantes de la zona austral, entre otras cosas; en caso contrario, los cabeños tendrán un gobierno en crisis, incapaz de resolver no solo sus promesas, si no sus compromisos y durante los 3 años siguientes, se la pasarán llorando sus penas y subsidiados, por el gobierno federal o estatal, en primera instancia.

En Los Cabos, el caos debe tener salida legal, esta demarcación, no puede seguir así, quienes votaron por ARTURO, lo hicieron por que creyeron en él, curiosamente, las decepciones están a la orden del día.

Ya veremos qué pasa o que hacen, porque en esencia no hay nada concreto, puro compromiso de saliva, de ahí las dudas sobre el proceder del alcalde cabeño con relación al gobierno de su compadre “de pila” JOSÉ ANTONIO AGÚNDEZ.

Por principio de cuentas, son más la preguntas que las respuestas ¿Las llamadas auditorias forenses cuándo empezarán? ¿Cuándo se sabrán los resultados? ¿Qué empresa las realizará? Urgen respuestas, porque de lágrimas, los cabeños comienzan a inundarse. ¿Qué no?

Comentarios, dudas o aclaraciones, dirigirlas al correo electrónicojlpuga@radarpolitico.com