Viernes de nostalgia y soledad

Ya comenté que en 1985, sabiendo que el compañero Mario Santiago (+) era el director de comunicación social del ayuntamiento de Mulegé, fui a Cachanía, me entrevisté con él para que me acompañara a platicar con el alcalde Antonio Hinojosa, y exploráramos la posibilidad de que me editaran un poemario. De esa plática resultó la impresión de mi libro llamado “Mi caminar soledoso,” que obviamente trata sobre la soledad, la nostalgia y la muerte.

De ese poemario entrego a ustedes algunos poemas, en este viernes de nostalgias.

SOLEDAD

Hoy me siento solo
vuelvo a estar muy solo
me pierdo sin mirada de mujer
y siento mi alma atardecer

Todo me parece triste
siento en mí ya nada existe
y la soledad me pesa como muerte
y creo al fin voy al garete

Quiero ser luz y veo sombras
quiero ser fuego y soy cenizas
quiero ser todo ¡soy un fracaso!
Quiero ser vida ¡soy el ocaso!

Soy un signo desolado
soy un ser atormentado
soy la insana melodía
que corre por la arteria de la vida

Tal vez nací marcado
por los signos desolados
tal vez nací gusano
en el circo macabro del humano

 

TUS AMIGOS

Qué harás con tus amigos
que te niegan platicar conmigo?
Serán acaso tus amigos
Los que llegan  charlar contigo?

Me desespera ver contigo
rostros sin luz sonrisas huecas
que me pinchan el alma en castigo

Si acaso estoy equivocado
y entre todos hay uno que prefieres
sé mujer y dime que lo quieres
que yo entiendo esos ritos de mujeres

Déjame al fin buscar del tiempo
esa “sabia virtud” que no encontré
ese amar “y desatarse a tiempo”
que llegó a mí muy a “destiempo”

Si recuerdo a Leduc en estos versos
quisiera se vistiera con mis huesos
para ver si le daba “tiempo al tiempo”
y a mí un corazón que a “destiempo”
hiciera olvidar lo que hoy siento

 

NOSTALGIA

Siento que me aplastan los ojos
me siento un poco de tierra
un poco de silencio
y un mucho de piedra
tan de piedra
que las siento brincar dentro de mí

Creo que hoy mi corazón
pesa a piedra negra y seca

¿Será eso la nostalgia?

Me siento aplastado por dentro
y mis fibras rotas lloran vidrios
lloran tiras de alma y de suspiros

Siento que me voy quedando vacío
se está cambiando de casa mi alegría
mi alma se va a los sueños de espumas
mi memoria se quiere enredar en mis cabellos
y la nostalgia está abriendo mi ventana

Me siento vacío ya de todo
los últimos en salir
fueron los recuerdos
salieron como en tendedero
y ya no recuerdo nada

Sólo recuerdo un gran vacío
sólo recuerdo
que alguien brincó mi ventana
y abrió la puerta de mi alma

¿Será la nostalgia?

¡No importa, no importa!
que vuelva amueblar mi alma
pues yo en aquel tendedero
también tendí la nostalgia

 

EL SIGUIENTE –para estar a tono- lo tomé de mi poemario: Tres voces una cruz y el agua. (1990)

 

MUERTE

Es tan corta la existencia
que el hombre jamás termina
de crucificarse en su madero

Es tan corta la existencia
que siempre por los caminos
vamos afinando notas
en la pauta de la muerte

Es el nacer el camino
para empezar a morir
es remontar escaleras
para subir a la muerte
es desandar escalones
para morir a la vida

Es la muerte la batalla
de aquel guerrero sin voz
que lucha contra la muerte
con ropaje de ataúd

-El que muere al nacer
muere o nace-?

-El que nace y  crece
surge a la vida
o crece a la muerte-?

 

Alea Jacta Est .- 26-01-17 Miembro de ESAC