LA SUERTE ESTÁ ECHADA / El legendario Fovissste ( II )

                                                                                                            Bobby García

&.- A petición de unos colonos

&.- Memoria histórica

Todas mis colaboraciones en el diario BCS terminaban con el reclamo para que el gobierno retirara los aviones militares de la base aérea que estaba a un costado de la colonia…

Aproximadamente en 1989 el presidente de la república Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) anunció visita a la ciudad de La Paz. Nos reunimos los directivos de la colonia y acordamos elaborar un documento de denuncia popular y entregarlo al ejecutivo nacional. (Desafortunadamente no lo conservo) Llegó el día y comisionamos al compañero Armando Higuera para que lo entregara. El mitin, con el sello característico del PRI, se llevó a cabo en la colonia Navarro Rubio. El compañero Armando Higuera se lo entregó personalmente. Creímos que hasta allí llegaría nuestra participación ya que el PRI se las gastaba en el terreno de la demagogia.

Cuál sería nuestra sorpresa cuando en el programa de la noche de la televisora de Francisco King, el periodista Raúl Zavala leyó el documento e informó a la ciudadanía que en reunión con periodistas Salinas de Gortari anunció que en breve los aviones serían concentrados en el campo aéreo de los militares, cerca del Aeropuerto Internacional.  Visité al alcalde y le sugerí que vendiera a los colonos que tienen sus patios traseros en línea con la pista, unos metros cuadrados y así ni quedaban encerrados y tendrían acceso por lo que hoy es la avenida de los deportistas. Hoy todos los colonos que viven en línea con la avenida de los deportistas, agrandaron la superficie de sus viviendas.

Pasaron como dos años y un día se informó que el licenciado Luis Donaldo Colosio Murrieta, Secretario de Sedesol, visitaría la ciudad para entregar simbólicamente la pista en la que bajaban los aviones de la fuerza aérea, al gobierno de la entidad.

El día de la “entrega” se concentraron algunos funcionarios y ciudadanos, a espaldas de la Tercera Etapa del Fovissste, y el licenciado Colosio informó que desde ese momento la pista quedaría en resguardo del gobierno estatal.

Cuando terminó su discurso inició el cántico de Las Golondrinas y al instante escuchamos el rugir de los aviones y uno a uno surcaron el espacio y desde ese día hasta hoy, no volvieron a hacer sus maniobras en la pista.

Cuando escuché Las Golondrinas, el rugir de los aviones y observarlos en el cielo, sentí un halo de alegría y nostalgia… y es que el canto de Las Golondrinas algo tienen de mágico y sublime.

Ya han pasado los años, la pista permaneció solitaria hasta que Leonel Cota Montaño, gobernador en aquel entonces, inició la construcción de lo que hoy es el flamante Parque Nuevo Sol,

Ya han pasado muchos años y la colonia vive al igual que las demás, con los problemas de todas, problemas que son resueltos en las campañas electorales.

Como directivos logramos:

Que los descuentos para el mantenimiento se eliminaran y así pagar nuestras viviendas en muchos años antes.

Que los aviones de la fuerza aérea salieran de la pista.

Que el gobierno vendiera más espacio a los colonos.

Mantuvimos la firmeza de que el terreno del Tanque Elevado siguiera perteneciendo a los colonos,

De que la Casa del Trabajador (Catra) siguiera siendo un espacio colectivo, aunque en algunas campañas políticas se utilice como “centro de acarreo”

Mi correo: [email protected]

Alea Jacta Est. 26-09-21

.