LA SUERTE ESTÁ ECHADA / El legendario Fovissste ( I )

                                                                                       Bobby García

&.- A petición de unos colonos

&,. Memoria histórica

“¿Profe, todavía vive en el Fovissste’?… Los proletarios siempre vivimos donde mismo, a menos que nos saquemos el Melate.

Ya iba llegando al estacionamiento de la última “manzana” de la tercera etapa del Fovissste cuando un colono me dice: ¿“profe, no va a ir a la reunión de la Catra”? a cuál reunión. Es para cambiar la mesa directiva de la colonia. Regresé a dejar mi portafolio a casa (trabajaba en la nocturna) y me fui a la dichosa reunión: Había más de cien personas. Ya estaba organizado el cochupo. Frente a los asistentes había una mesa y en ella unas personas: el representante del gobierno y los que serían elegidos en forma totalmente antidemocrática. Tomé la palabra, se me unieron muchos colonos, y reventamos la reunión. Después de un receso la asamblea me eligió como presidente, a la licenciada Bertha García Melgar como secretaria llevando como suplente a la profesora Martha Vergara Cardoza, y a Jesús Taylor Ojeda como suplente de Armando Higuera que fue nombrado tesorero. Las comisiones quedaron de la siguiente manera: Mantenimiento, ingeniero Héctor Vizcaíno León/ Acción Social y Difusión, Juana Maricela Espíndola/ Promoción Cultural, Profr. Fco Amadeo Carballo González// Promoción Deportiva, Profr. Anastasio Agúndez Villalobos// Consejo de Vigilancia: Presidente, José Agustín González//Secretario, Carlos Benson Núñez// Vocal, Luz Ma. Farías Noyola.

Esa fue la Directiva de la colonia, desde 1988 hasta 1990    

.La colonia se había distinguido por su limpieza y cuidado de jardinería. Diariamente pasaban personas barriendo y regando la jardinería… ¡estábamos encantados! Armando Higuera, en los primeros días me dice; “Bobby, nosotros estamos pagando el mantenimiento con el descuento de nuestros cheques. Informamos a varios colonos y no nos creyeron ya que en el talón del cheque claramente decía: descuento de la vivienda. Hicimos trámites hasta que de México nos enviaron los estados de cuenta. ¡Debíamos lo mismo o más de lo que nos costó la vivienda!! Tomamos la medida de suspender a la empresa que nos daba mantenimiento. Poco a poco se redujo nuestra deuda de la casa y en unos cuantos años la liberamos. Claro que al principio hubo colonos inconformes ya que la basura se acumulaba en las esquinas y andadores.

Nos entrevistamos con el alcalde José Carlos Cota Osuna y le planteamos la necesidad de que el ayuntamiento se encargara de los servicios públicos. Batallamos, pero al fin nos atendió y la basura la recogieron camiones recolectores. Fue una lucha pesada, pero al fin logramos que el ayuntamiento resolviera los servicios elementales. La actitud de los colonos cambió y empezaron a cuidar su entorno. Ahora somos una colonia que tiene los mismos problemas que las demás.

Luego atacamos el problema de los aviones de la fuerza aérea que aterrizaban en la pista y pasaban muy cerca de las casas.

Escribía diario en el BCS que dirigía Carlos Rondero, y terminaba mis colaboraciones señalando de la peligrosidad de que los aviones aterrizaran en ella. Que cuando ocurriera un lamentable accidente tomarían medidas pertinentes- Continuiarà.

Alea Jacta Est