LA SUERTE ESTÁ ECHADA / De violador a gobernador

                                                                                                           Bobby García

&.- Cienfuegos… y el fuego

Se acumulan las decisiones gubernamentales que dan “de qué pensar” al populacho que no “entiende de política”, pero, que tiene un sentido común en el que se estrellan las tesis políticas de López Obrador y sus correligionarios. Porque nadie puede negar que las decisiones de todo el aparato político dependen del presidente de todos los mexicanos.

Ya el pueblo “que no sabe de política” festina muchas de las decisiones que salen desde las mañaneras. Veamos:

En diciembre Mario Delgado (el que le “ganó a Porfirito) declaró que Félix Salgado Macedonio sería el candidato a la gubernatura de Guerrero. Inmediatamente dos damas declararon públicamente que las había violado; se llevó el expediente respectivo, pero el gobernador de Guerrero ordenó que se “guardaran todas las pruebas” ya que Salgado Macedonio era un hombre muy importante. Las pruebas y las declaraciones de las dos damas incriminan directamente al ahora candidato. Diarios nacionales tuvieron acceso al expediente donde meridianamente se comprueba las dos violaciones. No hay lugar a dudas…

En las mañaneras el ejecutivo casi festinó las acusaciones contra Salgado Macedonio (dando línea) declarando que en las campañas se acostumbra atacar a los candidatos; que hay que esperar lo que determinen las autoridades.

Tengo la opinión que tan solo con la sospecha de un acto reprobable tipificado como delito grave, y máxime cuando las damas fundamentan la acusación, por el solo hecho de la sospecha el presidente debería haberlo quitado de candidato. No es cualquier acusación y los expedientes certifican el hecho.

A la tercera va la vencida y tendremos un gobernador violador y detestable. (Es la tercera vez que participa como candidato)

La misma actitud asumió el presidente sobre el caso ventilado de Jaime Bonilla en el estado Norte… dio línea, nada más que la Suprema Corte se fajó los pantalones y dio para atrás la pretensión de Bonilla. Lo mismo con el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra. Lo mismo para el caso Bartlett, la no licitación de las refinerías, la compra de pipas, el tren maya y el aeropuerto. Todo a chaleco porque él es todo poder…

Y no estoy en contra de su mandato, pero soy más amigo de los actos justos. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Donde sí se volaron la barda es en el reciente caso del general Salvador Cienfuegos Zepeda, que fue Secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Peña Nieto. El gobierno norteamericano lo investigó por varios años y recientemente lo tomó preso acusándolo de narcotráfico y lavado de dinero. Le fincó cinco delitos. Por órdenes de la presidencia Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores negoció para que el gobierno norteamericano le retirara los cargos por narcotráfico y lo dejó libre. El gobierno mexicano, por medio de la Fiscalía General declaró que lo investigaría. Al final de cuentas resultó “más blanco que una paloma” y lo exoneró de los cargos. (Todo mundo sabía que así iba a pasar)

El gobierno se ufana de una victoria diplomática, pero en realidad es una clara amenaza de la impunidad que marca la impartición de la justicia en México.

¿Con cuál nos quedamos: con el caso de Félix Salgado Macedonio,

con Mario Delgado flamante presidente de Morena y que “le ganó” a Porfirio Muñoz Ledo,

con Marcelo Ebrard que desfalcó la línea doce del metro

con la “honestidad” de Bartlett Díaz, que también resultó una blanca paloma

 con Rosario Piedra

 con las no licitaciones de 671 pipas en más de 90 millones de dólares, disque para atacar el huachicol,

 las no licitaciones de las refinerías, el tren maya y el aeropuerto. (El 74 % de los contratos no se han licitado)

O con el escandaloso caso del general que demuestra que en México la impunidad es madre de todas las batallas en la impartición de justicia… y mil etc. más

¿Con cuál nos quedamos?

Alea Jacta Est- 20-01-2021