LA SUERTE ESTÁ ECHADA / Centenaria Cachanía

                                                                                              Bobby García

Entré a trabajar con Rojas Aguilar (1996-99) en abril de 1996. Desde siempre tuve la idea de escribir un recital poético-musical para mi pueblo. Siendo funcionario municipal y en la Dirección De Bienestar Social y Cultura, “los astros se alinearon” y para julio empecé con la tarea. Pensé iniciar el recital con una canción luego un poema y así hasta que lo terminara. Resultó la historia sintetizada de mi pueblo. Pensé que Eduardo García Márquez debía interpretar las canciones, a las que le pusieron música, Queco González, Nano Meza (+) y un compañero de la colonia Hidalgo de quien no recuerdo su nombre. Teniendo la música completa empezamos a practicar allí mismo en el palacio municipal. Le envié una grabación a García Márquez, mi sobrino, diciéndole que en las fiestas del ciento once aniversario, en las fiestas de octubre lo presentaríamos.

Una muchachita de la familia Romo me acompañó en los poemas (poesía coral)

Pretendí se hiciera un CD con el trabajo y posiblemente por falta de dinero el recital solamente está en Demo… Si hubiera un mecenas…

Hoy entrego la letra de la primera canción (hace tiempo se publicó el recital completo) y así, en varias entregas (una por una) para el que guste coleccionar el trabajo completo…(el recital se llama: ”A falta de mi poema escribo olas”

 

ESCRIBO OLAS.

       (CANCIÓN)                         

Por la montaña del cielo

bajé cantando

versos de plomo y cobre, mujer,

entre peñascos.

Nacido en Santa Martha

o en San Luciano

reviento en cobre azuloso, mujer,

y ya soy mina.

Bajé bajando la cuesta

por Ranchería

un peso grande en el alma, mi amor,

que me lastima.

Mi raza es de mineros

alma de cobre

mis pasos son peregrinos, Señor,

grave calvario.

A falta de agua de río

invento piedras,

alma de roca tengo, Señor,

soy gambusino.

A falta de mi poema

escribo olas,

voy recobrando naufragios de ayer

por estas playas.

Noche que anida en mi pecho

como palpitas,

estrellas tengo en los ojos, mujer,

te deletrean.

Soy como las caracolas

lleno de mares,

mi casa es de cantores, Señor,

 nota y guitarra.