JUBILADOS Y PENSIONADOS DEL SNTE, UN GRAN VALOR

POR PROF. BERNARDO R MALDONADO F.

 

La imagen del jubilado de antaño ha desaparecido paulatinamente, se acabó el perfil del jubilado lastimero, ignorado en muchas de las veces relegado en los viejos rincones de la sociedad. Hoy nos encontramos con un jubilado más dinámico y participativo y en muchas ocasiones con más actividad que muchos grupos sociales en condición laboral.

El mensaje es claro y en el ámbito político empieza a aparecer cuando menos en nuestro Estado, ese valor que representa para una sociedad en movimiento el perfil de la gente que adquirió la suficiente experiencia en su vida activa y que hoy como jubilado tiene mucho que dar a los cambios de dicho tejido social.

También hay que reconocer que un jubilado o pensionado es requerido y a veces asediado debido a su vulnerabilidad e ingenuidad ante ciertas actividades principalmente de tipo electorero. En este renglón se ha observado en nuestra Baja California Sur, pero con más insistencia en nuestra ciudad capital, la aparición de grupos politiqueros con la fachada de redentores y salvadores de la economía de este sector de jubilados ingenuos y vulnerables.

Es aquí donde entra nuestra percepción de que jubilados y pensionados adquieren un gran valor, pero desgraciadamente no como lo que representan dada su experiencia de vida, sino como una pieza de rompecabezas del entramado electorero.

Únicamente las instituciones podrán ofrecernos mejoras en su oportunidad y debemos abordarlas a mutuo propio y no dejarnos llevar por el canto de las sirenas de grupúsculos politiqueros que lo único que persiguen es llevar agua a su molino.