John y Joella

John Moreno se encuentra detenido junto con quien era su cliente, Joella Faith Corado, una ciudadana con doble nacionalidad, estadounidense y mexicana, y ambos siguen recluidos en el CERESO de La Paz y no hay para cuando salgan de ese lugar. . .

Por Alejandro Barañano

Llegó a manos de quien esto escribe una misiva sobre el caso de John Moreno y Joella Corado que le fue enviada al gobernador Carlos Mendoza Davis, y que por cierto no quisieron darle acuse de recibido en la Secretaría General de Gobierno.

El asunto en cuestión, es la petición con carácter de urgente para que intervenga el Ejecutivo Estatal en relación con la detención y encarcelamiento ilegal del abogado con residencia en Todos Santos y la ciudadana norteamericana.

En la redacción de la carta se dirigen al gobernador como responsable de la vigilancia del Estado de Derecho en Baja California Sur, y a la vez con la exigencia de liberar a John Joseph Moreno Rutowski y Joella Faith Corado Carrasco, cuya privación ilegal ha quebrantado el Estado de Derecho.

Lo antes mencionado fue referido de manera muy respetuosa pero firme a la vez, pues insisten las organizaciones firmantes que se debe rectificar este hecho preocupante ya que está llamando la atención no solo a nivel nacional sino incluso internacional, debido a la flagrante violación del debido proceso legal y del Estado de Derecho por parte de la Procuraduría General de Justicia Estatal, así como por parte de la Juez Primero Penal del Partido Judicial de La Paz, Rosalía Cota Domínguez, por lo que piden corregir el comportamiento irregular de las autoridades estatales antes mencionadas y liberar a quienes =aseguran los firmantes= fueron detenidos ilegalmente y mediante la comisión de actos de corrupción.

Como se recordará el pasado 19 de mayo, agentes de la Policía Ministerial detuvieron y  encarcelaron a John Joseph Moreno Rutowski, quien previamente y debido a amenazas que había recibido con motivo de sus gestiones en un litigio notorio y relacionado con el cese de operaciones del desarrollo de “Tres Santos”, fue nombrado como “protegido” bajo el mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas por parte de la Secretaria de Gobernación en marzo de este año.

John Moreno Rutowsky actualmente se encuentra detenido junto con quien era su cliente, Joella Faith Corado, una ciudadana con doble nacionalidad, estadounidense y mexicana, y ambos siguen en el CERESO de La Paz y no hay para cuando salgan de ese lugar.

Anterior a su detención, el Agente del Ministerio Público ya había solicitado una orden de aprehensión en contra de John Moreno y la misma Joella Corado, sin embargo fue negada por la Juez Segundo de lo Penal de La Paz, autoridad que con apego y respeto al debido proceso y derechos humanos, estableció la negativa en base al hecho de no haber sido llamados los presuntos responsables en etapa de averiguación previa, y por eso ordenó al Agente del Ministerio Público que llamara a las cuatro personas denunciadas y recabara sus declaraciones previas, y sólo logrado esto volviera a solicitar la orden de aprehensión, pero tal acto forzoso no ocurrió y fue solicitada la orden de aprehensión de nueva cuenta.

Entonces la Juez Primero de lo Penal de La Paz giró una orden de aprehensión basada en pruebas falsificadas por alteración de documentos y que se puede ver en un estudio pericial que adjuntan los manifestantes, y bajo la excusa de haber encontrado errores en un caso que John Moreno había litigado y concluido con éxito en 2014, plantearon serias dudas acerca de los motivos y asociaciones de los actores de la oficina de la Procuraduría de Justicia del Estado.

Del mismo modo, la decisión judicial de la Juez Rosalía Cota Domínguez, quien por cierto dejó que el caso procediera a pesar de admitir que las pruebas son falsas, da pie para que sea corregida de inmediato por las instancias estatales o federales, para impedir que los que fueron acusados pasen más tiempo encarcelados.

Las organizaciones firmantes del documento, piden que en congruencia con la participación del mandatario Carlos Mendoza Davis en la pasada reunión nacional de gobernadores, donde se abordó el tema de combate a la corrupción y los compromisos adquiridos, los motiva a pedir su intervención para la inmediata liberación de John Moreno y Joella Corado, incluyendo que se les otorgue la protección del Estado hasta en tanto el asunto no haya sido investigado a fondo y sea llevado ante la justicia como dicen estos debería ser.

Lo preocupante de todo esto es que el mundo entero está volteando los ojos hacia Baja California Sur por la alarmante violencia que día a día crece, y este asunto enloda aún más la imagen de quienes se supone tienen la tarea de procurar justicia.

¿Lograrán su libertad tanto John Moreno como Joella Faith Corado? ¿Fincarán responsabilidades a los desarrolladores de Tres Santos y funcionarios públicos que participaron en la supuesta ilegal detención de John Moreno y Joella Faith Corado? ¿O seguirán criminalizando la protesta social en Baja California Sur? La verdad que no lo sé, y ante esto mejor seguiré Balconeando. .