DE LA HISTORIA DE SANTA ROSALIA, BCS

( tercera parte)

Continuamos con la difusión contenido de un informe técnico relativo a las minas del Boleo, de Santa Rosalia BCS, fechado el 3 de Junio de 1931, elaborado por el ingeniero Salvador Peña, inspector del Dpto.Técnico de Minería, de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público. Y que fue elaborado después de una visita de inspección que realizó en la zona.

Es un valioso documento que nos permite conocer la evolución de este histórico pueblo y nos ilustra sobre su formas de organización y de vida de hace casi un siglo, noventa años para ser precisos.

Mano de obra: La mano de obra es escasa en la región. En épocas normales, se hizo necesario traer gente de los Estados de Sonora, Sinaloa y Jalisco, enganchándola. Cuando esta gente se reclutaba en los minerales, se disponía de mineros que rápidamente aprendían la manera peculiar de trabajar los yacimientos del Boleo; pero generalmente los enganches eran de campesinos, muchos de los cuales jamás habían visto una mina; y cuyo entrenamiento en el oficio del minero significaba poco rendimiento y muchas dificultades los primeros meses. A la fecha , debido a la escases de trabajo que prevalece en toda la región Norte de la República, no es necesario traer enganches, los obreros se contratan en la población de Santa Rosalía, pues ahí afluyen constantemente provenientes de diversas regiones.

El rendimiento de los obreros en la mina del Boleo, (medido en toneladas por hombre), compara favorablemente con otras minas del País, pero esto no se debe a méritos del trabajador, sino a la manera de cómo se explotan estos yacimientos; además, en estas minas, donde muy poco uso se hace de explosivo; son pocos los pozos, tiros y contrapozos; donde el ademado substancial pocas veces es menester ejecutarlo y donde los métodos de explotación son tan uniformes, hacen que los mineros no sean completamente versados en las diferentes faces del laboreo de minas comunes en la gran mayoría de las minas del País. Al obrero del Boleo se le puede acusar, por lo menos, de indisciplina, pero esto se debe mas bien a la influencia perniciosa de una reducida minería.

Recursos naturales de la región: Después de la riqueza que significa para la región la existencia de las minas del Boleo, no hay recurso que se aproxime, ni con mucho, al anterior. La ganadería tiene alguna importancia, aquí, así como en todo el Sur de la Baja California, en donde constituye el principal recurso. Normalmente el Sur de la Baja California exporta ganado a los Estados de Sinaloa y sur de Sonora. La pesca es muy abundante en las costas de California a lado del Golfo, pero potencial pues apenas comienza a explotarse. La pesca de la perla es industria del sur de la Península; a 10 kilómetros de Santa Rosalía, ya hay criaderos de perla. La cosecha de la perla, importa anualmente alrededor de $300.000 pesos.

La agricultura es nula en esta región, excepto en algunos poblados, como en San Ignacio se cultiva el dátil y la vid; los dátiles son de una calidad excelente pero las personas que tiene plantaciones no saben o no tienen ambición en presentarlo propiamente ni en escogerlo.Lotes Mineros: No hay propiamente lotes mineros en el Boleo, La concesión del Boleo, data desde 1885 por la Secretaría de Fomento, Colonización, Industria y Comercio. Acompaño un mapa que muestra la forma y tamaño de la concesión de la Compañía del Boleo. Dentro de la cual tiene el derecho de explotar minerales. No tuve ocasión de conocer los detalles del contrato celebrado por los Señores Valle y Eisenmann en 1885 y que después traspasaron a la Compañía del Boleo.

(Continuará)