BALCONEANDO / ¡UNA TRAS OTRA!

Por Alejandro Barañano

 

A un par de días de que arribe a la zona de Los Cabos el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,  se podría decir que el horno no está para bollos como para recibirlo con bombos y platillos en el destino turístico, pues entre declaraciones totalmente desfasadas por parte de los personeros que levantan el inmaculado estandarte de la Renovación Nacional, los embates intencionales que fueron grabados en video y donde pudieron se manifiesto que a la autoridad les vale una de sal y dos de pimienta, aunado esto a los asaltos orquestados en perjuicio de turistas extranjeros por malandros sin oficio ni beneficio, no habrá mucho que poder presumirle al Ejecutivo Nacional.

Por si faltara algo más, hoy comentaré que un Juez de Distrito concedió una suspensión definitiva de amparo promovido por la empresa “Zalates de Cabo” en contra el Ejido Cabo San Lucas, por lo que la compañía inmobiliaria seguirá en posesión y administración de los terrenos que se disputaban.

Habrá quien se pregunte y que con eso. Bueno, pues debo decir que José Manuel Guereña Castillo como presidente del Comisariado Ejidal de Cabo San Lucas se está llevando entre bruces a medio mundo y ocasionando con su torpe actuar una pérdida en el patrimonio de los ejidatarios de más de 450 hectáreas de terreno.

Para entender un poco como está el embrollo, resulta que el magnánimo profesor Guereña quiere ocultar ante los ojos de los ejidatarios la existencia de un contrato legal y un pago parcial con un monto suficiente para sustentar a 15 mil familias, y para asegurarse la empresa de que las marrullerías de Guereña y sus secuaces no podrán hacer mella, la empresa inmobiliaria ya presentó la fianza solicitada ante el Tribunal de Distrito que concedió la suspensión definitiva, y por ende le están saliendo a flote una seria de litigios en diversos frentes al presidente del Comisariato por las operaciones irregulares que ha celebrado en los últimos años.

Para poner un ejemplo y entendernos mejor, se sabe que el litigio más importante que trae José Manuel Guereña Castillo en sus hombros es el interpuesto por Francisco Gastelum Montaño, y esto es nada más por la bicoquera de 2 mil hectáreas, y en donde están incluidos varios kilómetros del tramo llamado nuevo libramiento –terrenos justo a la salida rumbo a La Paz y que colindan con el Aeropuerto Cabo San Lucas- además de la devolución de la indemnización recibida por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pues trascendió que ya perdió el Ejido Cabo San Lucas el juicio en el Tribunal Unitario Agrario en La Paz, esto a la par también que perdió la apelación en el Tribunal Superior Agrario en la Ciudad de México.

Por si esto último no fuera ya de por si suficiente, seguiría en orden de importancia otro amparo que también le fue concedido a Gerardo Montaño Ayala por las 338 hectáreas heredadas de su abuelo y que erróneamente fueron expropiadas a un tercero no propietario, por lo que dichos terrenos ahora parecen ser intocables.

Pero volviendo al caso de la empresa Inmobiliaria “Los Zalates”, el Ejido de Cabo San Lucas le vendió a dicha empresa una superficie de más de 450 hectáreas de terreno, recibiendo por ello un anticipo y comprometiéndose a la regularización de las parcelas y también a celebrar las Asambleas correspondientes.

Habiendo firmado los 53 ejidatarios y recibido el dinero acordado, el Ejido de Cabo San Lucas –entiéndase José Manuel Guereña Castillo hizo caso omiso al compromiso y sin reunir las firmas jurídicamente necesarias intentó cancelar el contrato establecido mediante un acuerdo judicial que tampoco reunió los requisitos legales, y por ello ahora la autoridad federal ya concedió -dentro del juicio de amparo- la suspensión definitiva sobre el convenio en mención para efectos de que no se actualice, esto es en pocas palabras, para no afectar a terceros.

Adicionalmente –se nos comentó con pruebas sustentadas- que el Ejido Cabo San Lucas encabezado por el mismísimo José Manuel Guereña Castillo en su querella en contra de Catarino Flores por invasión de tierras, utilizó a testigos inducidos a los que a cambio de sus declaraciones les entregó lotes de terreno, ello sin medir consecuencias que ya se aproxima el final de su presidencia al frente del Comisariato del Ejido de Cabo San Lucas, y que muchos de los ejidatarios le solicitarán que rinda cuentas claras y fehacientes, lo que por ende le traerá muchos pero muchos dolores de cabeza; pero como quien esto escribe no tiene vela en el entierro, mejor seguirá BALCONEANDO. . .

 

COMO EN BOTICA

Pese a la ideología que ha manifestado ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR en contra del NEPOTISMO, el gobierno emanado del Movimiento de Regeneración Nacional en Los Cabos, encabezado por JESÚS ARMIDA CASTRO GUZMÁN, tiene como encargada de la DIRECCIÓN DE ATENCIÓN CIUDADANA a su querida ahijada y a la vez estilista, LAURA BRITO CAMACHO. . . Curiosamente la manicurista, estilista o lo que sea, fue también la secretaria privada de la alcaldesa cuando trabajó en el ÁREA DE VINCULACIÓN EMPRESARIAL en la administración de JOSÉ ANTONIO AGÚNDEZ MONTAÑO, lo que deja en claro que a la sinaloense que gobierna Los Cabos le vale un reverendo cacahuate aquello de NO MENIR, NO ROBAR Y NO TRAICIONAR. . . ¡HE DICHO!