BALCONEANDO / ¡SE DESMORONA!

Por Alejandro Barañano

 

Un viejo amigo que reside allá por el rumbo de Los Cabos, me hizo llegar una interesante información donde se explica que con la integración de más de dos millones de trabajadores, quedó constituido el Consejo Nacional Laboral, esto con una dirigencia colegiada y un plan de acción definido en defensa de las instituciones de los trabajadores y los derechos alcanzados durante años de lucha, por lo que se hizo un reconocimiento a la labor del desaparecido líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, Don Alberto Juárez Blancas, y se calificó “mesmamente” como vil traidor a Isaías González Cuevas.

El hecho se dio ante la presencia de verdaderos dirigentes sindicales de la talla de Alberto Juárez Bautista y Roberto Ruiz Ángeles, del Estado de México;  Alberto Serna de León, del estado de Nuevo León;  René Sánchez Juárez, de Puebla; y Antonio Álvarez Esparza, de Jalisco, entre muchos otros,  y donde miles de trabajadores llegados de diversos entidades confirmaron  su alianza laboral en busca de mejores condiciones salariales, sociales de educación, alimentación y mejores condiciones de vida, con líderes preparados y entregados a su papel de dirigentes, sirviendo a sus representados.

Fueron esos mencionados líderes croquistas quienes se manifestaron no estar de acuerdo con el papel que ha venido realizando el octogenario de Isaías González Cuevas al frente de la CROC, y que por tal razón conformaron la Coalición Auténtica Nacional de Organizaciones Sindicales y así integrar el Consejo Nacional Laboral.

Seguramente que el arcaico sediciente “líder nacional” de la CROC dirá que todo es una farsa, que nada es cierto y que todo esto es un plan para desacreditar su digna y magnánima representación sindical, pero la prueba irrefutable de que no es así es que la integración del Consejo Nacional Laboral  es respaldado  por más de 19 dirigentes de la coalición que representa a casi dos millones de afiliados, y entre los que se encontraban Roberto Monroy, del Estado de México; Héctor Serna Camacho, de San Luis Potosí; Froylan Franco, de Morelos; Salvador Ramos Bustamante, de Quintana Roo; Tomas Tejeda Cruz, de Veracruz; Mario Martínez Dector, de la Ciudad de México; Ramón Serna Servín, del transporte nacional y Gilberto Vázquez Muro líder de los Trabajadores No Asalariados de la CROC en el país.

Ante más de dos millones de trabajadores de todo el país, fue como se presentó el Plan de Acción y se recordó a Don Alberto Juárez Blancas por su trabajo, por la unidad que realizó rechazando divisiones y por el respaldar los derechos de los trabajadores, dejando  escuela y principios; y a la par se dijo que los traidores de la CROC como Isaías González Cuevas, son los que han afectado al movimiento obrero por promover leyes en el Senado de la República contrarias a los intereses de los trabajadores  y propiciar la división de la central sindical. ¡Así o más clarito!

También se destacó que ahora se escribe una historia de unidad e integración dispuesta a servir a los trabajadores, restablecer sus derechos y quitar a ese añejo dirigente que sólo ha buscado su beneficio, esto para evitar que los trabajadores sigan viendo afectados por  medidas como las Outsourcing, convirtiéndose esto en la explotación moderna y que es obra del oriundo del Estado de México que se cree dueño y poderoso señor de Baja California Sur.

En sus documentos básicos se argumenta que: “nos constituimos para impulsar la justicia laboral y la democracia sindical dentro y fuera de la CROC”, y que se constituye para luchar por la unidad de acción del movimiento sindical democrático y mejorar las relaciones entre los factores de la producción en un trato directo; siendo así que el Consejo Nacional Laboral inició oficialmente sus actividades tras  la ceremonia a la que asistieron dirigentes de 18 federaciones de la CROC de distintas entidades del país, y representantes de sindicatos nacionales adheridos a la central obrera.

Por si todavía quedará duda alguna de lo hoy marcado hoy en este espacio, puedo decir que a dicho evento acudió el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, así como el Vice Presidente del Congreso del Trabajo, Reyes Soberanis y el Oficial Mayor, Juan  Pérez Jauregui, y con ello parece que el antediluviano y sediciente “líder de los trabajadores”, Isaías González Cuevas, a la hora de compartir el pavo y las uvas no podrá decir con agrado Merry Christmas, por lo que mejor quien esto escribe seguirá BLACONEANDO. . .