BALCONEANDO / PRADO: ¡BAJO LA LUPA!

Por Alejandro Barañano

Definitivamente el Ayuntamiento de Mulegé, ese que dice bien administrar Felipe Prado Bautista, se está cayendo a pedazos no solo por la carencia de servicios públicos en perjuicio del pueblo, sino también por la falta de vigilancia y total inseguridad que se está dando en toda su geografía municipal. 

Todo esto tiene una razón, y no hay que ser muy ducho para encontrar la hebra a esta madeja, pues la falta de pago de sueldo a burócratas, trabajadores de limpia, elementos policiacos e incluso hasta bomberos ha hecho mella en todos ellos, y están hartos del alcalde que está por poner pies en polvorosa.

Como ejemplo al asunto podemos decir que los elementos adscritos a la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Mulegéen sus distintas delegacionespor la situación que viven se apoderaron de las instalaciones en protesta para exigir la liquidación de su salario y la prima vacacional que se les debe.

Y es que los guardianes uniformados de las delegaciones de Guerrero Negro, Villa Alberto Alvarado Arámburo, Bahía Tortugas, Estero La Bocana, Ejido San Lucas y Santa Rosalía, están demandando a las a Felipe Pardo Bautista el pago inmediato de tres quincenas que no les ha pagado, esto al igual que a los elementos del Cuerpo de Bomberos, regidores y al personal adscrito como compensados.

Por si no fuera poco esto, y derivado por no atender una solicitud de información emitida en junio del año pasado, el Servicio de Administración Tributaria procedió a congelar las cuentas bancarias del Ayuntamiento de Mulegé desde el pasado 13 de julio de 2021.

Con base a documentos en mano, –oficio 500-12-00-03-00-2020-4362 emitido el 19 de junio de 2020– la Administración General de Auditoría Fiscal Federal con sede en Baja California Sur le solicitó a Felipe Pardo Bautista toda la información referente a los libros contables y las retenciones del Impuesto Sobre la Renta por sueldos y salarios correspondientes al primer semestre del ejercicio fiscal del año 2016, pertenecientes a la administración que encabezó  la entonces alcaldesa, Cecilia López González.

Dicha documentación debió haberse entregado dentro del plazo de 15 días a partir de haber recibido la notificación del oficio, pero muy a su estilo, José Felipe Prado Bautista desatendió la solicitud por espacio de más de un año y por tal motivo el Sistema de Administración Tributaria procedió a sancionar al ayuntamiento de Mulegé, aplicándole primeramente una multa que está estipuladas en el artículo 86 del ordenamiento fiscal, y posterior a ello las medidas de apremio contenidas en el artículo 40 en la referida normatividad, mismas que incluyen desde el aseguramiento precautorio de los bienes y embargo de cuentas bancarias, tal y como sucedió.

No obstante, las autoridades municipales a través de medios de comunicación afines, hicieron pública la situación presionados por los cuestionamientos que ha venido realizando la base sindical al no ver reflejado el pago de sus quincenas.

Lo peor de todo esto es que el desacato a la autoridad fiscal se derivó simple y sencillamente por la falta de archivos y respaldos de ejercicios fiscales anteriores, mismos que fueron eliminados al inicio de la administración de Felipe Prado Bautista al quitar el anterior sistema de contabilidad para instalar un nuevo servidor, el cual ni siquiera es compatible con el utilizado por la Auditoría Superior del Estado, razón por lo cual han batallado a la hora de realizar respaldos y revisiones, y de ahí las consecuencia antes comentadas; por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO. . .